JPEG - 22.9 KB

El Presidente Hugo Chávez dio inicio en Barquisimeto a los trabajos de rehabilitación de los 240 kilómetros de vías férreas que abarcan los tramos Puerto Cabello-Barquisimeto (de 137 kilómetros.) y Yaritagua- Acarigua (de 67), del Sistema Ferroviario Centro Occidental.

La realización de esta obra es posible gracias al convenio suscrito entre Venezuela y la República Popular de China. La inversión total supera los 340 millones de dólares, de los cuales un 20% será aportado por el Estado venezolano y el 80% restante por la empresa de ejecutora de los trabajos, Yankuang Group Corporation, a través del Eximbank de China.

Este proyecto abarca la construcción de un sistema de señalización y comunicaciones, el suministro de electricidad y obras complementarias y la dotación de nuevo material rodante.

Las características de la rehabilitación de las vías ferroviarias y las estaciones comprenderá el desmalezado y limpieza de las vías, el acondicionamiento de la plataforma de la vía y colocación de balasto, el reemplazo de fijaciones y otros accesorios así como de aparatos de la vía, la construcción de largo riel soldado, el mejoramiento de los drenajes, el reacondicionamiento de puentes y obras de arte general, la colocación de sistemas de plantas y energía para solventar emergencias, y el reacondicionamiento de las estaciones de Barquisimeto, Yaritagua, Acarigua, Chivacoa, San Felipe, Morón y Puerto Cabello.

Se estima que los trabajos de rehabilitación concluyan pasados 28 meses, de manera que la inauguración de la obra está prevista para el mes de septiembre del año 2006.

Acompañado por el Embajador de China, Yijie Ju, el Gobernador de Lara, Luis Reyes Reyes, el Ministro de Infraestructura, Manuel Carrizales, el Vicepresidente de Yankuang Corporation Group, Jin Tai, y el Presidente del Instituto Autónomo de Ferrocarriles del Estado (IAFE), Fernando Román Lugo, Chávez agradeció al Gobierno chino por aportar no sólo el 80% de los recursos necesarios para la realización de este proyecto sino su experiencia, disciplina, capacidad y alto nivel para la ejecución de obras de desarrollo integral.

Destacó que la rehabilitación del Sistema Ferroviario Centro Occidental «es una obra que tiene importancia estratégica no sólo para Barquisimeto» sino para toda la región occidental del país, comprendida por los estados Portuguesa, Lara, Yaracuy y Carabobo, y por ende para toda Venezuela.

Recordó que el primer ferrocarril que se construyó en el país, que iba desde Tucacas hasta las minas de Aroa, tenía el nombre del Libertador y propuso, en su afán por rescatar esa historia, bautizar con el nombre de Ferrocarril Bolívar al nuevo sistema de trenes que recorrerá los estados del occidente.

Chávez explicó cómo el plan ferroviario que comenzaba a desarrollarse en Venezuela en la época de los Libertadores desapareció a principios del siglo XX, a consecuencia de la imposición de un modelo de «antidesarrollo dependiente» que nos convirtió en un «enclave del desarrollo del Norte», con un sistema de transporte automotor impuesto. Las carreteras y autopistas comenzaron a proliferar, sepultando bajo el asfalto las pocas vías férreas que existían, y progresivamente Venezuela se convirtió en el mercado donde la producción automotriz proveniente de las fábricas estadounidenses era fácilmente colocada.

««Este proyecto que hoy arranca forma parte de esa visión estratégica de un nuevo modelo de desarrollo endógeno fundamentado en el potencial que tiene Venezuela»», dijo el mandatario. «Esta rehabilitación del tramo ferroviario que desde Puerto Cabello pasa por Barquisimeto para seguir hasta Acarigua y más allá se extiende hasta Turén, es parte de esta visión estratégica de un desarrollo endógeno, de un nuevo desarrollo territorial, económico y social integral. Una nueva geopolítica nacional», reiteró.

El Ferrocarril Bolívar tendrá 12 locomotoras con 28 vagones de lujo para pasajeros y 350 unidades de carga, que viajarán a una velocidad de 140 kilómetros por hora. Tendrá capacidad para transportar 21 millones de pasajeros anualmente y una capacidad de carga de tres millones de toneladas.