JPEG - 17 KB

El Índice de Precios al Consumidor (IPC) del Área Metropolitana de Caracas experimentó en noviembre pasado una variación de 1,7%, cifra superior a la reportada en octubre que fue de 0,6% y ligeramente menor a la observada en el mismo período del año anterior, la cual se situó en 1,9%, de acuerdo al reporte mensual del Banco Central de Venezuela. Con este resultado, la variación acumulada del IPC hasta noviembre de 2004 se ubicó en 17,3%, notablemente menor a la registrada en igual período del año 2003, traducida en 24,8%.

De acuerdo con el ente emisor, el ascenso en la tasa de variación intermensual de los precios en noviembre fue el resultado, principalmente, de la aceleración de los precios de los rubros no controlados de 0,5% a 2,7%.

La tasa de variación de los bienes y servicios sujetos a control y regulación de precios se mantuvo en 0,7%, no obstante los ajustes de precios autorizados por el Ejecutivo, según Gaceta Oficial N° 38.060, de fecha 8 de noviembre de 2004.

Según explicó el gerente de estadísticas económicas, Luis Armando Rodríguez, el incremento de precios de los productos no controlados se manifestó de manera más acentuada en los alimentos, con un 6,6% de variación, en especial de los bienes agrícolas, luego de haber estos registrado variaciones negativas en los dos meses previos, por efecto de una mayor oferta.

En detalle, el aumento de la tasa de variación intermensual del IPC en noviembre se asocia, principalmente, a las aceleraciones registradas en 5 de las 13 agrupaciones que integran el indicador, a saber: alimentos y bebidas no alcohólicas, de -0,2% a 3,7%; equipamiento del hogar, de 0,2% a 3,0%; bebidas alcohólicas y tabaco, de 0,8% a 2,6%; vestido y calzado, de 0,4% a 1,6% y bienes y servicios diversos de 0,2% a 1,0%.

Estas fueron atenuadas por las desaceleraciones registradas en cuatro grupos: restaurantes y hoteles, de 1,7% a 1,4%; Salud, 1,3% a 0,8%; Servicios de educación, de 1,9% a 0,4% y Comunicaciones, de 0,7% a 0,0%. Los resultados descritos determinaron que los bienes, en su conjunto, presentaran una notable alza en la tasa de variación intermensual, de 0,1% a 2,3%, mientras que los servicios, repitieron la tasa de variación del mes previo (1,1%).

El ascenso de la tasa de variación también se manifestó en el indicador del núcleo inflacionario, para el cual se obtuvo una tasa de 1,5%, superior a la del mes anterior (1,0%).

La aceleración de este indicador obedeció, en mayor grado, al aumento de los precios de los alimentos elaborados (de 1,4% a 2,6%), junto con los ajustes evidenciados en textiles y prendas de vestir (de 0,4% a 1,5%).

Publicado en Quantum N.43