JPEG - 13.9 KB

Mientras el país veía asombrado el desalojo de los diputados de la República de su salón de sesiones y el Presidente se debatía entre las vacaciones forzadas, las vísperas de su cumpleaños y las acusaciones de «mala fe» a la oposición, fueron allanadas por desconocidos las oficinas del General de Ejército ® René Vargas Pazos, ubicadas en la Av. América y Rumipamba, en Quito, en la madrugada de este a los 2:30 de la madrugada.

El general Vargas fue Comandante General del Ejército, Ministro de Recursos Naturales, Diputado y se desempeña como Presidente del Grupo de Monitoreo del Plan Colombia.

La rueda de prensa convocada para el miércoles 23 de marzo en esas oficinas, por el grupo de Monitoreo del Plan Colombia, era para denunciar y alertar sobre las implicaciones que tiene el designar al aeropuerto de Tena como «un proyecto aeroportuario para fortalecer las operaciones de vigilancia aéreas contempladas en el Plan Colombia», como asegurara, en un escrito dirigido al diputado Julio González, el director del ECORAE y primo del Presidente Gutiérrez, Alex Hurtado Borbúa; y el desplazamiento de 4.000 nuevos efectivos hacia la frontera norte, parece que no fueron del agrado de «alguien» que ordenó la incursión en la madrugada.

«Resulta por demás coincidente que esta incursión se haga justamente el día de la rueda de prensa para denunciar el uso militar del aeropuerto de Tena y la movilización de más tropas a la frontera norte», expresó Alexis Ponce, otro de los integrantes del Grupo de Monitoreo .

Rompiendo uno de los cristales y cortando el metal de puertas internas, los extraños visitantes entraron a las oficinas del General para revisar los documentos, forzando las cerraduras de los escritorios y archivadores. A pesar de existir innumerables objetos de valor, únicamente se llevaron el computador, con todos sus aditamentos y una máquina de escribir.

En horas de la mañana, cuando llegaron al local sus asistentes se encontraron con la desagradable sorpresa y procedieron a llamar a la Policía Nacional para que avoque conocimiento de los hechos y conduzca la investigación de rigor. «Esperamos que el resultado de la investigación no sea el de auto robo», dijo uno de los periodistas presentes en el lugar.

Las medidas represivas que, a la final devinieron en una espiral de violencia y muerte en Colombia, se están implementado en el Ecuador paulatinamente, afirmó un asistente a la frustrada rueda de prensa.