El viaje del presidente Bush por Latinoamérica, está destinado a contrarrestar el imperialismo, es decir, el "imperialismo venezolano" como parecen entenderlo en Washington.

Sendos artículos en los dos periódicos mas importantes del país, el NY Times y el Washington Post han reflejado ese espíritu del viaje presidencial. El Post, que es mas sensible a los datos que le puede suministrar el State Department, enfocó la "influencia hemisférica" de Chávez al tratar de estructurar un frente anti-USA en Latinoamérica. Y ese "imperialismo venezolano" tiene un nombre: Hugo Chávez, el deslenguado presidente de Venezuela.

Que, paradójicamente, también ataca al imperialismo, pero en su caso, el imperialismo norteamericano. Ha desarrollado innegable influencia continental a fuerza de petrodólares, atacando personalmente a Bush, a quien califica de Mr. Danger o simplemene ’el Diablo, como lo hiciera en su famosa diatriba en el podio de la Asamblea General de Naciones Unidas el año pasado, en un acto máximo de irrespeto de un jefe de Estado a otro que marcó un record en el historial del organismo internacional.

La proyección en números de esta competencia imperial, se explica así: mientras Bush, según el llamado ’Consenso de Washington", que el mismo propició, ofreció mil millones de dólares para combatir la pobreza en Latinoamérica, el gobierno venezolano de Chávez ya aportó con dos mil millones- con algún aporte iraní, segun el Post-, y desarrolla una política de ayuda petrolera que incluso muerde las costas de la propia superpotencia, pues el petróleo barato venezolano ha llegado a puntos tan distantes, como los suburbios pobres de Boston o Nueva Orleans hasta Montevideo, pasando por el Caribe -Cuba es uno de los países más beneficiados, a cambio de petróleo, Chávez recibe ayuda médica y apoyo en la educación, aspectos en los que Venezuela estaba muy necesitada, pese a su riqueza petrolera.

Explicar por qué, nos llevaría a racionalizar los motivos de la emergencia de un líder tan combativo y conflictivo como el ex-oficial de paracaidistas que hoy gobierna con gran poder acumulado en Caracas, explotando la iconografía decimonónica del visionario Libertador Simón Bolívar, quien promovió la unidad latinoamericana, en contrapeso a la unidad de los estados norteamericanos.

El Times, enfocó su artículo desde Brasil, primera y principal escala de Bush, que está muy interesado en la producción de bíocombustibles. Y Brasil ha tenido éxito con la producción de etanol de caña de azúcar, que ya mueve el 70 por ciento de su parque automotor. Bush ha llegado a la comprensión de que los bíocombustibles pueden ayudar a su plan de liberar a Estados Unidos del petróleo crudo. Su gira contempla visitar Colombia y México. Destaca el hecho de que no va a Bolivia, cuyo presidente, Evo Morales, es visto como el principal aliado de Chávez.