JPEG - 34.3 KB

Los artículos periodísticos de Jaime Galarza son fuste y fuego contra los traidores de toda laya y toda época. Escribe para cualquier órgano que le abre las puertas y no ha escatimado página para puntualizar en voz alta las verdades de los «condenados de la tierra», para decirlo a la manera de Franz Fanon.

Desde los periódicos de la izquierda partidaria o no, desde las hojas volantes de los sindicatos o comunas, desde las recordadas revistas Mañana o Siempre, desde el inolvidable periódico Orientación que lo dirigió, desde nuestra agencia y las fraternas que nos reproducen, su palabra coyuntural es valerosa, honda, querida, necesitada.

Ensayista profundo en su gran obra ’El Yugo Feudal’, desenterró la lacerante miseria humana que afloraba en los Andes ecuatorianos en plena segunda mitad del siglo XX. Dirige a un grupo de jóvenes estudiantes revolucionarios lojanos hacia la investigación seria del entorno campesino y escribe ’Los Campesinos de Loja y Zamora’, a inicios de los setenta, en plena persecusión escribe ’El Festín del Petróleo’ que ve la luz cuando Jaime se encuentra en «algún lugar de Ecuador» dando pelea a los ’ecuagringos’, término que él mismo acuñara para bautizar a los cipayos modernos. La tercera edición sale prologada por Jaime desde el penal García Moreno, donde purga la pena de ser un verdadero patriota, y hasta donde llega la visita de su amigo Julio Cortázar, que representa la solidaridad enorme del mundo integrada por Jean Paul Sartre, Simone de Beauvoir y otros intelectuales de talla universal. El ’Festín del Petróleo’ no es sino la historia cruda del crudo que permitió acumular millonarias fortunas, atracadas a los pueblos que debían poseerlas, facilitó las guerras entre países (invasión del Perú, 1941, por ejemplo), bajo la dirección de las implacables transnacionales petroleras. Como hasta ahora...

La Universidad Politécnica del Chimborazo le otorgó a este autodidacta, por su obra fundamental que conmovió la conciencia nacional, el doctorado honoris causa. Escribió otros ensayos, con los cuales diseccionó desde la traición de 1941 hasta las lágrimas de sus hermanos campesinos luego del deslave de Paute en la época neoliberal de Durán-Ballén. No olvidamos a ’Piratas en el Golfo’ que denunció el famoso caso ADA, ’Quiénes mataron a Roldós’, que reveló los tenebrosos entretelones del magnicidio, ’Operación Gavilán’, etc.

De sus 22 libros publicados, seis son de Poesía con mayúscula: La Flor y el Fusil, El Aire del Hombre, Poesía Marginada... Hablar de la poesía de Galarza, (ver Nuestra Guerra como ejemplo) sería tema para un artículo especial, que lo ofrecemos.

Y un libro de cuentos: Cuentos de Piedra.

Sus viajes lo han llevado por casi toda Nuestra América, 11 países de Europa, Irak y Japón. Siempre rememora su vida de exilio en el México de Tlatelolco y las guerrillas de los 60, o en la Cuba revolucionaria a la que defiende a capa y espada. Allá como acá, los auditorios de cualquier nacionalidad y generación han escuchado su palabra demoledora con el enemigo y tierna con los pobres, llena de documentadas historias, removiendo su dedo en las llagas de la corruptela. En los destinos que vivió fue amigo del inolvidable guerrillero heroico Ernesto Che Guevara o del obispo de Cuernavaca Sergio Méndez Arceo o de los heroicos combatientes latinoamericanos, caribeños, vietnamitas, africanos, asiáticos, que ofrendaron sus vidas por la Segunda Independencia o de Benjamín Carrión junto con quien fue Jurado del Premio Casa de las Américas

Hoy Jaime vive en Machala, en la Provincia de El Oro, litoral, sureña, limítrofe, abandonada. Allí preside el núcleo de la Casa de la Cultura Ecuatoriana ’Benjamín Carrión’ e integra su directorio nacional. La Casa acaba de lanzar su antología poética mayor. Dicta charlas para cualquier núcleo poblacional que le solicite. No descansa. No está jubilado.

Toda su vida-obra la ha sobrellevado junto a su inseparable compañera María Luisa, quien merece homenaje y premio aparte.

Este Premio, reconocimiento justo, no es despedida de ningún orden.

¡Qué tiemblen los corruptos, la partidocracia neoliberal, los cipayos y el imperio!

¡Qué se alegren pobres y patriotas!

¡Qué festeje la Patria digna y soberana!

Hay Galarza para rato...

Quienes deseen escribir a Jaime Galarza Zavala, lo pueden hacer a: [email protected]

*****

EUGENIO ESPEJO KARANAKA JAIME GALARZAPA

Jaime Galarza Zavala.- Ima shina kanata killkak, arawik, willak Jaime Galarza Zavalaka (Cuenca, 1930) Ecuadorpi punta Allpa Wasi pushakmi karka, payka ishkay chunka yalli kamutami killkashka, paymi `El festín del petróleo´ nishkatpash, `El yugo feudal´ nishkatapash, `Los campesinos de Loja y Zamora´ nishkatapashmi killkarka, chaypimi llankakkunapa kawsay ima shina kashkata riksichin, chaypimi neoliberalismo nishka yana kuripi ima shinallakichishkata riksichinpash. Makanakukkunami Galarzata llakichirka, Penal García Morenopi kakpimi Julio Cortázarka payta rikunpak shamurka.