Red Voltaire
España: entrevista a un miembro de la Mesa Nacional de Batasuna

País Vasco: Por qué fracasó Zapatero

Cuando la organización vasca ETA y el gobierno Zapatero acordaron un proceso de negociación y un alto el fuego desde marzo de 2006, y abrieron negociaciones, éstas no tardaron en fracasar. ETA retomó la lucha armada y el gobierno español la represión. La Red Voltaire ha querido comprender las razones de este bloqueo. Para recoger el punto de vista del partido político vasco Batasuna, cuando éste está prohibido desde 2003 y la Unión Europea lo considera una organización terrorista, hemos entrevistado a un miembro de la Mesa Nacional.

+
JPEG - 72.9 KB

Marcha del partido político vasco Batasuna en España. ¿Se puede en estas circunstancias aplicar el término de terrorista a todo un pueblo que reivindica autodeterminación y soberanía por vía de la negociación? Es muy fácil acusar de ser terrorista a cualquier grupo o persona con fines de desacreditarlo para poder reprimirlo y controlarlo, está son las técnicas salidas de los manuales de inteligencia estadounidense y por los cuerpos de seguridad estateles de muchos países. Difamar de terroristas a quiénes no lo son, una manera de eliminar la lucha pacífica de los movimientos sociales. Es lo que hace la adminisración Bush y el Pentágono, acusar de terroristas a todo los musulmanes para así poder justificar sus invasiones por el petróleo.
________________________________________________

Haizpea Abrisketa fue detenida inmediatamente después de la entrevista por la juez francesa Laurence Le Vert, en el marco de la cooperación judicial franco-española, aun cuando la orden de detención emitida contra ella por el juez español Baltasar Garzón se basa en una ley de excepción, incompatible con los principios democráticos y que actualmente es cuestionada en el Tribuna Europeo de derechos humanos.

Silvia Cattori : Hace poco la organización vasca ETA [1] hizo un llamamiento a reivindicar la independencia según el ejemplo de Kosovo. Ahora bien, la independencia de Kosovo se decidió en Washington, por un gobierno que en esta zona tiene unos objetivos estratégicos que no prometen nada de positivo. ¿Cuál es la postura de Batasuna al respecto?

Haizpea Abrisketa : Batasuna piensa que todo pueblo tiene derecho a la autodeterminación y que este derecho se le debe respetar a todo pueblo que lo reivindique. En este sentido Kosovo tiene derecho a la autodeterminación y es este pueblo quien debe decidir su futuro [2].

Cuando la toma de decisión es conflictiva, el mejor medio de resolver el problema es el diálogo y la negociación. Batasuna siempre ha defendido el camino de la negociación y del acuerdo para resolver los conflictos. Toda decisión tomada por y para un pueblo debe respetar los derechos civiles, políticos, culturales, religiosos, lingüísticos de todos los habitantes del territorio concernido. En este sentido, toda decisión que tome Kosovo debe respetar todos los derechos, tanto los de quienes se consideran albaneses como los de quienes se consideran serbios. Por consiguiente, hay que crear las condiciones necesarias para ello.

También en este sentido denunciamos «la intervención selectiva» de algunos Estados y el absoluto desprecio de las Organizaciones Internacionales. En el caso de Kosovo, algunos Estados han defendido el derecho a la autodeterminación y, al mismo tiempo, han llevado a cabo una intervención inaceptable en función de sus propios intereses estratégicos. En los años noventa estos Estados intervinieron en Kosovo utilizando la OTAN y demostrando un desprecio absoluto por la ONU. Así, denunciamos las posturas favorables que han demostrado algunos Estados en relación a la independencia de Kosovo puesto que en realidad dichas posturas sólo responden a sus propios intereses estratégicos. Son estos mismos Estados (Francia, Alemania, etc) los que están entorpeciendo el proceso de descolonización y el derecho a la libre determinación de Sahara; son estos mismo Estados los que torpedean la independencia de Timor, los mismos que se callan frente a las violaciones flagrantes de los derechos del pueblo tamil o del kurdo, y que niegan al País Vasco su derecho a la autodeterminación.

Por último, Batasuna cree en los derechos humanos individuales y colectivos, y apoya el derecho de todos los pueblos a la autodeterminación, es decir, el derecho de todos los pueblos a decidir su futuro. Los conflictos que surgen de la aplicación de este derecho se deben resolver por medio de la negociación y del acuerdo, como ha ocurrido en Irlanda de Norte o en Sudáfrica. De la misma manera, en el caso de Kosovo el conflicto que provoca la aplicación del derecho a la autodeterminación se debe resolver por la vía de la negociación entre las partes.

Silvia Cattori : Batasuna se define como un partido independentista de «izquierda». ¿Por qué no llama a la unión de todas las fuerzas que aspiran a la independencia vasca?

Haizpea Abrisketa : En 1978, en el momento de la creación de Herri Batasuna (unión popular de las fuerzas de izquierda independentistas), hubo intentos de unión en torno a un proyecto político que asegurara la supervivencia del pueblo vasco. Pero el objetivo del proyecto político del Partido Nacionalista Vasco, de derecha, (PNV) [3], en el poder desde 1977, sólo es la supervivencia de este partido buscando siempre aliarse con las fuerzas en el poder en Madrid. Ellos ni se plantean llegar a las bases del conflicto que son la falta de reconocimiento de la nación vasca y del derecho de este pueblo a la autodeterminación.

Silvia Cattori : Las negociaciones iniciadas en 2006 entre Batasuna, el Partido Socialista (PSOE) de Zapatero y el PNV no tuvieron éxito. ¿Cómo se explica este nuevo fracaso?

Haizpea Abrisketa : Para Batasuna el objetivo de las conversaciones que se mantuvieron entre 2006 y 2007, con apoyo internacional e inspirándose en el método irlandés, era, evidentemente, llegar a unos resultados que permitieran salir de la crisis y llegar así a un acuerdo resolutivo.

Batasuna afirmó que para alcanzar este objetivo y superar el carácter violento de este conflicto había que ir a sus raíces, tener en cuenta sus causas políticas y, por consiguiente, abordar la cuestión de fondo: el reconocimiento de la nación vasca y las condiciones de su realización futura, teniendo por base el reconocimiento del derecho a decidir, esto es, el derecho a la autodeterminación. Batasuna propuso un procedimiento que permitía a todo el mundo ver ahí representados sus intereses.

Pero para tener en cuenta las causas del conflicto era necesario que Madrid procediera a cambios sobre el terreno y reconociera los derecho democráticos del pueblo vasco. Por que el País Vasco está dividido en varias partes, tanto en Francia como en España. En España existen dos autonomías: por una lado Euzkadi (Comunidad Autónoma Vasca), formado por tres provincias; por otra, Navarra (Comunidad Foral de Navarra), dotada de una provincia. En Francia hay tres provincias vascas que no tienen ningún reconocimiento institucional. Partiendo de ahí, ¿cómo hacer para reconocer la existencia del País Vasco y con ello, su derecho a decidir?

Cuando el PSOE aceptó empezar a discutir sabía que ello debería llevar a establecer el diálogo político. El método del diálogo, inspirado en otros procesos de resolución de conflictos, establecía dos niveles de diálogo: uno ente la sociedad civil y los partidos políticos implicados, para hablar de las causas políticas del conflicto (el reconocimiento del País Vasco y su derecho a la autodeterminación ) y encontrarles así una solución por medio de los acuerdos; el otro, entre los gobiernos (francés y español) y ETA para abordar las consecuencias (víctimas, presos, desarme…) y encontrarles una solución negociada.

Este método de trabajo de resolución del conflicto inspirado en otros casos del mundo, como Irlanda o Sudáfrica, fue aceptado de hecho por todos los partidos (salvo el Partido Popular, partido de la derecha española) durante las discusiones que se llevaron a cabo entre 2004 y 2006. Este método permitía dialogar e ir en el sentido de una solución para resolver las causas del conflicto. Por lo demás, la tregua que comenzó en marzo de 2006 fue el resultado de esta aceptación.

En otoño de 2006 se agrava la crisis entre el gobierno y los nacionalistas. Batasuna propuso un marco de diálogo para llegar a un acuerdo político.

Resultó que el PSOE, que negociaba por el gobierno, no quería entrar en materia sobre las causas políticas y las condiciones que permitieran reconocer los derechos de los vascos y el respeto de estos. El PSOE no llegaba a distanciarse de la teoría que mantenía el Partido Popular, el partido de Aznar, para el que no existe un conflicto político y la cuestión vasca se debe solucionar por la vía policial y judicial, lo que equivale a decir que no existe un conflicto político que haya que resolver sino simplemente una pacificación que hay que hacer y que aquí el único problema es la existencia de ETA y no un problema político. Nosotros decimos que la existencia de ETA es una consecuencia de un problema político de fondo.

Silvia Cattori : ¿En qué punto había discrepancia con el PNV y el PSOE?

Haizpea Abrisketa : Tras dos meses de encuentros se llegó a un proyecto de acuerdo. Pero rápidamente se vio que no había voluntad de consumarlo por parte del Estado español. El PSOE y el PNV no quieren entrar en materia sobre las raíces del conflicto. Por esa razón ambos partidos abandonaron la mesa de negociaciones.

Silvia Cattori : ¿El PNV no apoyó a Batasuna?

Haizpea Abrisketa : Este partido siempre ha actuado así. Tiene un discurso soberanista pero en la práctica está sometido al poder de Madrid. Mientras que nosotros decimos que si estuviéramos unidos, si abordáramos de una vez por todas las raíces políticas que alimentan este conflicto y le diéramos una solución negociada por las vías del diálogo democrático, el conflicto podría resolverse en seguida. El PNV prefiere mantener el actual estatuto político (división del territorio y no reconocimiento del derecho del pueblo vasco a decidir, todo ello en el marco de lo que dicta la Constitución española). Ahora bien, la resolución del conflicto vasco sólo vendrá de la aceptación de los derechos democráticos que tiene el País Vasco en tanto que pueblo. Para ello tiene unos medios democráticos y realizables, si hay una voluntad real.

Por nuestra parte, proponemos un estatuto de autonomía que uniría ambas regiones autónomas bajo las administración española y aseguraría el derecho a la autodeterminación para las cuatro provincias vascas que forman parte de estas dos regiones, y un estatuto de autonomía dotado de competencias amplias para las tres provincias vascas bajo dominio francés. Todo ello, por supuesto, por unos medios democráticos, esto es, preguntando a las poblaciones concernidas si quieren efectuar un cambio político de este orden y que aportaría una solución real al conflicto. Hasta aquí, Madrid y Paris siempre se han negado a entrar en materia. Y ninguna otra parte implicada en el proceso de resolución ha hecho ninguna propuesta concreta para dar una solución democrática al problema.

Silvia Cattori : ¿No fue el atentado organizado por ETA el 30 de diciembre de 2006 [4] lo que llevó a Zapatero a endurecer sus posturas y a romper todo contacto?

Haizpea Abrisketa : La represión del gobierno Zapatero empezó mucho antes de este atentado. Las negociaciones estaban bloqueadas desde agosto de 2006 y ETA había anunciado que Madrid no había respetado muchos de los compromisos y que había roto el diálogo. El atentado de ETA se produjo en este contexto de crisis.

Unos días después del atentado Batasuna pidió a todas las partes implicadas reanudar el diálogo y a ETA mantener la tregua. Así es como se reanudaron las negociaciones.

Silvia Cattori : ¿ETA no está totalmente aislada?

Haizpea Abrisketa : El hecho de que exista la violencia, como expresión política, es una tragedia en sí porque refleja la existencia de un conflicto de carácter violento y la existencia de un gran sufrimiento en este país.
Durante muchos años la transición impuesta por el Estado español (en 1977, los vascos rechazaron masivamente la constitución española en un referéndum sobre ella) limitó los derechos civiles y políticos, así como los derechos elementales del conjunto de los ciudadanos vascos puesto que se pisoteaba el derecho a decidir del pueblo vasco. La transición política española es la hija natural del franquismo. Franco había nombrado al rey Juan Carlos como sucesor tras el asesinato por ETA de quien iba a reemplazarle tras su muerte. El gobierno de transición estaba lleno de ex-franquistas convertidos en demócratas. Si hay una lucha armada es que en un momento dado hubo quienes pensaron que no se les había dejado ningún otro medio para resolver el conflicto. La existencia de ETA refleja esta situación.

Hay una solución política para evitar la acción violenta y acabar con el sufrimiento. Batasuna siempre ha dicho que la solución para este conflicto era política y no represiva, y que había que resolverlo por medios políticos y democráticos . Pero, ¿qué ocurre hoy? El gobierno ha prohibido todas las vías legales. En 2002 se creó expresamente la «Ley de partidos» para poder poner al partido Batasuna fuera de la ley. Se criminaliza a Batasuna y a sus miembros y, con ello, al proyecto independentista [5].

¿Qué medio se deja al pueblo vasco para realizar el proyecto político independentista, es decir, para acceder de manera democrática a la independencia si la población lo desea? Hoy este proyecto no es realizable y cualquier persona que lo defienda es criminalizada. España no deja ninguna salida. Cierra todas las puertas a una resolución política de conflicto basada en el respeto del derecho a decidir y cierra así al pueblo vasco toda posibilidad de acceder a este derecho y a la independencia si así lo decidiera. Francia hace lo mismo negando toda existencia del problema político en el País Vasco.

Silvia Cattori : Así pues, en lo que concierne a la cuestión vasca, ¿lo único que ha hecho Zapatero, que había representado una esperanza, ha sido seguir la política represiva de Aznar?

Haizpea Abrisketa : El PSOE ha hecho lo mismo que Aznar, pero antes había hecho lo mismo con el GAL [6]. Esta situación dura desde hace 30 años. Madrid dice no. Sólo la voluntad de la mayoría del pueblo vasco puede forzar al gobierno de Madrid a sentarse a la mesa de negociaciones. Lo que ha hecho que todavía exista el País Vasco y quiera seguir existiendo es este trabajo y la lucha diaria de los hombre y mujeres de este país por la defensa de los derechos del País Vasco.

Silvia Cattori : ¿Es en este contexto de cierre en el que los miembros de la Mesa Nacional de Batasuna fueron encarcelados en octubre de 2007, para sorpresa general?

Haizpea Abrisketa : En junio de 2007, durante las últimas negociaciones entre los actores implicados, hubo un nuevo intento de favorecer el entendimiento. Pero el PSOE y el gobierno se negaron a ir hasta el final del proceso emprendido. En aquel momento ETA anunció que la ruptura de la tregua incumbía a las partes que habían abandonado la mesa de negociaciones.

El PSOE, viendo que no lograría modificar las reivindicaciones de los independentistas y preocupado además por perder votos al ver acercárselas elecciones, optó por la solución represiva contra la izquierda independentista vasca.

Ningún partido independentista de izquierda se ha podido presentar a las elecciones de marzo de 2008 porque se les ha prohibido toda actividad política.

Batasuna, que está ilegalizado desde 2003 (incluso está prohibido crear un partido con los mismos objetivos políticos), no ha podido intervenir en el debate pero sigue siendo una referencia para las fuerzas independentistas de izquierda y todos los partidos constatan que su presencia es inevitable en la escena política. Miembros de la izquierda vasca han seguido haciendo su trabajo político de manera pública a pesar de las prohibiciones y de las ilegalizaciones. Así es como en octubre de 2006 fueron detenidos treinta miembros de la dirección de Batasuna.

Después del atentado del 30 de diciembre de 2006 la izquierda vasca presentó su propuesta de autonomía: su propuesta de creación de un marco democrático para el País Vasco con unas autonomías que incluyan el derecho a decidir y de las que he hablado antes - una propuesta que permitía encontrar un punto de encuentro en la búsqueda de un acuerdo resolutivo - y en otoño de 2007 empezó a informar a la población de lo que se había discutido durante las reuniones con Madrid. De noviembre de 2007 a febrero de 2008 hubo redadas contra la juventud del País Vasco, se impusieron condenas imensas a más de 50 personas que trabajaban en el mundo asociativo acusadas de pertenencia a organización terrorista. Se ha detenido a 200 personas y muchas de ellas han sido salvajemente torturadas.

Hoy nos encontramos en este punto: toda actividad, incluso individual está prohibida. Incluso está prohibido hablar de las negociaciones que tuvieron lugar durante la tregua. Al lado de Batasuna, que es un partido político, hay muchas otras organizaciones independentistas que son ideológicamente cercanas. El juez Garzón [7] ha hecho una amalgama criminalizando toda actividad política y pública de estos grupos independentistas y de izquierda .

Silvia Cattori : ¿El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha admitido a trámite el recurso de Batasuna que considera que su prohibición es no conforme a la ley?

Haizpea Abrisketa : En enero de 2008 el Tribunal Europeo aceptó el recurso presentado por Batasuna. Madrid ilegalizó cinco partidos. Es una situación de Estado de excepción. Frente a esta situación, hemos pedido la abstención en las elecciones celebradas en marzo. Y esta abstención se ha sentido notablemente en los resultados.

La población ha utilizado así el único modo que tenía de protestar: demostrar a Madrid y al mundo que aquí hay un pueblo, el pueblo vasco, y que aquí hay un Estado de excepción; que estas elecciones son antidemocráticas porque toda un aparte de la sociedad no puede ni presentarse ni ser elegida, porque hoy en el País Vasco no todos los proyectos políticos son ni defendibles ni realizables, porque no se respeta el derecho del pueblo vasco a decidir su futuro libremente y de manera democrática.

Traducción
Beatriz Morales Bastos

Esta entrevista se realizó el 18 de marzo de 2008. Al día siguiente Haizpea Abrisketa fue detenida por la policía francesa en Urrugne a petición de la juez Laurence Le Vert.

[1] ETA (Euskadi ta Askatasuna / Euskadi y libertad) es una organización armada vasca de liberación nacional fundada en diciembre de 1958 por un grupo de jóvenes vascos pertenecientes al colectivo Ekin ( “poner en práctica”, en eskera) que querían reaccionar ante la pasividad del PNV el cual no defendía a la lengua y la cultura vasca de la erosión que estaban sufriendo. Gracias a la connivencia entre Estados Unidos y el presidente español Aznar, ETA está inscrita en la lista «terrorista» europea y de Estados Unidos desde 1999, lo mismo que Batasuna.

[2] En derecho internacional, el derecho a la autodeterminación se aplica a los pueblos colonizados, en ningún modo al derecho de secesión y menos aún a la validación a posteriori de una conquista militar. Si se comprende muy bien el interés que este precedente ofrece política y jurídicamente a Batasuna, no nos parece ni justo ni deseable [Nota de la redacción de Reseau Voltaire].

[3] El PNV es un partido de derecha, católico, regional que dirige el gobierno autónomo vasco en España desde su creación, y hace todo lo posible para colaborar con Madrid y para impedir que la izquierda vasca esté presente en las elecciones. Condena a ETA y se distancia del partido de izquierda Batasuna.

[4] Atentado de Barajas. Le 30 de diciembre de 2006 ETA hizo explotar un vehículo cargado de explosivos y aparcado en la Terminal 4 del aeropuerto de Barajas de Madrid. Aunque la organización había avisado con mucho tiempo de antelación que iba a haber una explosión, dando así tiempo suficiente a la policía para evacuar el lugar, murieron dos personas que dormían en sus coches. Con este atentado ETA trataba de exigir al gobierno de Madrid que respetara los compromisos que había adquirido con ETA antes de la declaración de tregua por parte de ésta.

[5] « Represión política en el País Vasco español », por John Brown, Red Voltaire, 20 de octubre de 2007.

[6] Grupo Antiterrorista de Liberación. Esta organización para-policial, con la connivencia del Estado español (entonces dirigido por el PSOE) y del Estado francés, llevó a cabo una “guerra sucia”, casi exclusivamente en el País vasco francés, entre 1983 y 1987. Durante aquellos años el GAL hizo más de 40 atentados, en general contra el colectivo de refugiados vascos, así como contra ciudadanos franceses, y mató a 27 personas e hirió a otras tantas. Los altos responsables de estos crímenes sólo pasaron unos meses en prisión, indultados por el Estado.

[7] El juez Garzón nos había concedido una entrevista sobre otro tema en enero de 2004. Quería responder a uno de nuestros artículos en el que se le cuestionaba. Durante aquella entrevista desarrolló su visión del mundo. El lector encontrará claves para comprender la manera cómo él abordó la cuestión vasca en « Baltazar Garzón: "Se sabía que las armas de destrucción masiva en Irak no existían" », por Juan Gasparini, Réseau Voltaire, 15 febrero de 2004.

Silvia Cattori

Silvia Cattori Periodista suiza independiente cuya lengua materna es el italiano. Los años que vivió en el extranjero, específicamente en el sudeste de Asia y en la región del Océano Índico, en estrecho contacto con los medios diplomáticos y de las agencias de las Naciones Unidas, le han dado una importante comprensión del mundo, de sus mecanismos de poder y sus injusticias. En 2002, fue testigo de la operación «Escudo protector», desatada en Cisjordania por el ejército israelí. Silvia Cattori se esfuerza desde entonces por llamar la atención del mundo hacia los sufrimientos del pueblo palestino bajo la ocupación israelí.

 
«Hay demasiado viento en contra para hacerse a la mar pero la lucha continúa»
«Hay demasiado viento en contra para hacerse a la mar pero la lucha continúa»
Dimitri Plionis, uno de los portavoces griegos de la Flotilla de la Libertad 2
 
Gaza asediada: testimonio de un cirujano
Gaza asediada: testimonio de un cirujano
Entrevista al profesor Christophe Oberlin
 
Red Voltaire

Voltaire, edición Internacional

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.