El presidente de la Conferencia Islámica de España, Ayman Adlbi (ver foto), y el tesorero de la ‎Mezquita Central de Madrid, Mohamed Hatem Rohaibani, han sido detenidos por sospechas de ‎financiamiento del terrorismo. ‎

La Conferencia Islámica de España es el único órgano reconocido por las leyes españolas para ‎representar a los musulmanes en ese país [1].‎

La policía española descubrió que el presidente de la Conferencia Islámica de España y el tesorero ‎de la Mezquita Central de Madrid habían instaurado un sistema de colectas de naturaleza ‎supuestamente humanitaria que en realidad servía única y exclusivamente para financiar a ‎los yihadistas de al-Qaeda en Siria. De esa manera transfirieron 144 710 euros al financiamiento ‎de la yihad de al-Qaeda contra Siria. ‎

Las donaciones que recibían, generalmente de 30 euros mensuales, se consignaban como ‎destinadas a “huérfanos” y en realidad servían para financiar la “yihad” contra Siria. ‎

Los investigadores españoles lograron grabar conversaciones telefónicas que no dejan lugar a ‎dudas sobre la organización de ese tráfico [2].‎

Electo presidente de la Conferencia Islámica de España en 2020, Ayman Adlbi, parece ser ‎miembro de la rama siria de la Hermandad Musulmana y habría huido de Siria a raíz de la ‎llamada «sublevación de Hama», una intentona golpista realizada en 1978 por esa cofradía ‎islamista con ayuda de Estados Unidos. ‎

Después del fracaso de la intentona golpista en Siria, Ayman Adlbi se instaló en España y obtuvo ‎la nacionalidad española durante la guerra fría. ‎

[1] Ley 26/1992, del 10 de noviembre, por la que se ‎aprueba el Acuerdo de Cooperación del Estado con la Comisión Islámica de España, Boletín Oficial del Estado ‎‎(#272), 12 de noviembre de 1992.

[2] “Instrucciones para donar a la yihad: «Pones huérfanos y ya está»”, Manuel Marraco, El Mundo, 6 de abril de 2021.