El acuerdo de seguridad entre Estados Unidos e Irak que debe firmar el gobierno iraquí que salga de las elecciones del 1º de octubre próximo, legalizará el establecimiento de 14 bases militares estadounidenses permanentes actualmente en construcción.

Por lo tanto, la discusión sobre la retirada de las tropas estadounidenses no es más que un engaño. Para Washington se trata únicamente de deshacerse de toda responsabilidad en Irak manteniendo sin embargo en ese país unos 80 000 hombres acantonados en las bases mencionadas, con vistas a la realización de nuevas operaciones en la región.

Esta es la lista de las 14 bases:
- 1. Zona verde (Bagdad)
- 2. Camp Falcon-Al-Sarq (Bagdad), capacidad: 5 000 efectivos.
- 3. Camp Victory-Al Nasr (a 5 km del aeropuerto internacional de Bagdad), capacidad: 14 000 efectivos.
- 4. Camp Anaconda/Base aérea de Balad, capacidad: 20 000 efectivos
- 5. Camp Taji
- 6. Base aérea de Al Taqaddum
- 7. Camp Fallujah
- 8. Camp Speicher (Tikrit)
- 9. Camp Al-Qayyara (Mosul)
- 10. Camp Marez (Mosul)
- 11. Camp Renegade (Kirkuk), capacidad: 1 664 efectivos.
- 12. Base secreta (entre Irbril y Kirkuk)
- 13. Camp Al-Talil (Nasiriyah), capacidad: 6 000 efectivos
- 14. Patrol Base Shocker (frontera iraní)