por Guillermo Olivera Díaz; [email protected]

11-3-2012

Ahora que se conoce el peritaje del experto internacional Robert Morán, que promueve el Presidente Regional de Cajamarca, Gregorio Santos, y que señala sin ambages que el proyecto minero Conga es inviable, imposible de ser aprobado en otro país porque extingue de por vida y contamina recursos hídricos naturales de Cajamarca; y estando previsto que las conclusiones del amarrado y costoso peritaje gobiernista de 3 reputados expertos extranjeros, pro Yanacocha, serán exactamente contrarias, se impone un debate pericial televisado, ante un panel que conozca a profundidad la materia.

El país urge de una confrontación de ideas especializada, por cuanto el Estudio de Impacto Ambiental (EIA), pagado a escondidas por la empresa favorecida, respecto del cual versan ambos peritajes contrapuestos, fue aprobado por recomendación de no se sabe qué funcionarios del Ministerio de Energía y Minas, y por cuánto, en el gobierno corrupto de Alan García 2006-2011 y que Ollanta Humala no ha comentado una coma, una letra o una palabra, ni cuestionado con su sepulcral silencio. ¿Por qué hará mutis sospechoso nuestro Presidente si como candidato era hablantín pidiendo el voto?

Al tratarse de peritajes antinómicos, no vinculantes, uno que dice No y el otro Sí al mismo proyecto, lo mínimo que debe decidirse es la realización de un debate público sobre su contenido. Los dos tipos de expertos responsables de su autoría están bajo sospecha; unos han sido pagados por el actual gobierno y el otro se presume que lo ha hecho gratuitamente, ad honorem, pues es causa de honor la defensa de la naturaleza en contra de los pocos que añoran el oro y dejan pobreza al lugar de donde se extrae y luego se exporta.

Cajamarca y La Oroya son vivo ejemplo de cómo quedan las horripilantes oquedades después que la mina se acaba, los pocos Benavides ya tomaron las de Villadiego y viven en la opulencia guareciendo sus fortunas provenientes del oro en los paraísos fiscales, tipo Bahamas o Liechtenstein de secreto bancario invulnerable.

El debate propuesto debe ser convocado por el Presidente Regional de Cajamarca, por el Alcalde de la provincia donde se ubica Conga o por los alcaldes distritales concernidos, pues a ellos compete la defensa de la naturaleza superficial: agua, tierras, clima, plantas, etc., donde se ubica el yacimiento.

Los señoritos de Lima, cercanos al poder o en él, jamás sufrirán el agravio de la explotación minera que en el Perú es inmisericorde, con la venia del gobernante de turno por reprochables canonjías.

Documentos adjuntos