En uno de los juicios que sigue Lima Airport Partners (LAP) al periodista Herbert Mujica Rojas por supuesta difamación agravada, el juzgado declaró la reserva de fallo condenatorio por tratarse de una nimiedad.

El Dr. Prescripción Luis Vargas Valdivia apeló, pagó onerosa tasa judicial y consiguió que dos vocales: Jorge Egoavil Abad y Jorge Barreto Herrera anularan este benigno fallo y ordenaran que un nuevo juez expida otro, condenando al querellado que defiendo.

Este juez distinto, en lugar de condenar a Mujica, ha declarado prescrita la acción penal por haber transcurrido el período de prescripción extraordinaria que es cuatro años y medio: al lapso ordinario corrido de 3 (igual al máximo de pena que la ley contempla para el delito querellado: Art. 80°, C.P.) se agrega la mitad (Art. 83°, último párrafo, C. P.); es decir, se fueron por lana y salieron trasquilados.

De nuevo apeló el Dr. Prescripción, pagando la costosa tasa judicial de impugnación que supera los 1,500 nuevos soles, que claro la paga LAP, una y otra vez. El monto de la tasa se regula en relación a la cantidad pedida por la querellante LAP por concepto de reparación civil; a mayor suma, mayor resarcimiento al honor y reputación supuestamente ofendidos.

Comoquiera que Mujica y el autor de esta nota han publicado en la red Voltaire cuatro artículos contra la labor jurisdiccional de los vocales Egoavil y Barreto los hemos recusado, por dudar de su imparcialidad al ser nuestros enemigos por escrito, pero ellos se aferran al caso ¿por qué será? y la han rechazado de plano. Dicen que son cosas "subjetivas" las razones de recusación. ¿El grueso hecho que centenas de webs y blogs del mundo hayan reproducido lo escrito contra ellos, repudiando su labor de jueces, son asuntos "subjetivos" o más bien objetivos?

Pongan en Google el nombre completo del vocal en cuestión: Jorge Barreto Herrera, y constatarán lo que pensamos de él. Lo repudiaremos siempre como juez que disimula su gruesa torcedura.

¿Es que nuestros contrarios, los aborrecidos jueces, pueden ser juzgadores del que es su enemigo declarado, que cuatro artículos de difusión mundial lo demuestran?

Documentos adjuntos