Red Voltaire
‎«El arte de la guerra»‎

‎¿Qué pasó con el compromiso antinuclear ‎de Luigi Di Maio?‎

Como todos los partidos ecologistas europeos, sin excepción alguna, el Movimiento ‎‎5 Estrellas de Luigi Di Maio es profundamente antinuclear y ha hecho una vehemente ‎campaña sobre ese tema. Y, también como todos los partidos ecologistas europeos, ese ‎movimiento italiano, ahora en el poder, defiende la OTAN, sus guerras y su ‎armamento nuclear. ‎

| Roma (Italia)
+
JPEG - 42.6 KB

¿Tendremos por fin un ministro de Relaciones Exteriores que se comprometa a incluir a Italia en el ‎Tratado de la ONU sobre la Prohibición de las Armas Nucleares? ‎

El ahora flamante ministro de Exteriores Luigi Di Maio firmó en 2017 la Parliamentary Pledge de ‎la Campaña Internacional para Abolir las Armas Nucleares (ICAN por sus siglas en inglés), la ‎coalición internacional laureada con el Premio Nobel de la Paz en 2017 [1]. Con aquella firma, el jefe político del Movimiento 5 Estrellas –‎ahora jefe de la diplomacia italiana– se comprometía a «promover la firma y la ratificación de ‎ese Tratado de importancia histórica» por parte de Italia. ‎

También firmaron aquel compromiso otros personajes que hoy son ministros del Movimiento 5 Estrellas –como Alfonso Bonafede ‎‎(ministro de Justicia), Federico D’Inca (Relaciones con el Parlamento), Fabiana Dadone (Función ‎Pública)–, así como parlamentarios de 5 Estrellas –como Roberto Fico y Manlio Di Stefano.

Pero existe un problema. El Artículo 4 del Tratado de la ONU sobre la Prohibición de las Armas ‎Nucleares estipula: ‎

«Cada Estado parte que tenga en su territorio armas nucleares, bajo la propiedad o el control ‎de otro Estado, tendrá que garantizar la rápida retirada de esas armas.»‎

O sea, para sumarse al Tratado de la ONU, Italia tendría que solicitar a Estados Unidos que retire ‎del territorio italiano las bombas nucleares B-61 –que ya constituyen una violación del Tratado ‎de No Proliferación– y renunciar al despliegue en suelo italiano de las nuevas bombas atómicas ‎estadounidenses B61-12 o de cualquier otro armamento nuclear. Otro problema es el hecho que ‎Italia está entre los países que, según declara la propia OTAN– ‎«proporcionan a la OTAN aviones ‎equipados para transportar bombas nucleares, sobre los cuales Estados Unidos ejerce el control ‎absoluto, y personal entrenado con ese fin». Para integrarse al nuevo Tratado de la ONU, Italia ‎tendría que solicitar a la OTAN ser eximida de esas funciones. ‎

Pero eso es un pedido inimaginable para el segundo gobierno del primer ministro Giuseppe Conte, ‎quien, al igual que durante su primer gobierno, considera a Estados Unidos como ‎«aliado ‎privilegiado»‎. ‎

Y es aquí donde se descubren las cartas. El compromiso ICAN fue firmado en Italia por más de ‎‎200 parlamentarios, en su mayoría miembros del Partido Demócrata y del Movimiento 5 Estrellas ‎‎(unos 90 de cada uno), los partidos que actualmente gobiernan el país. ¿Cuál ha sido el ‎resultado? ‎

El 19 de septiembre de 2017, el día antes de que el Tratado se abriera a la firma, el Parlamento ‎adoptaba una moción del Partido Demócrata (con el apoyo de Forza Italia y de Fratelli d’Italia) ‎que comprometía el gobierno del entonces primer ministro Gentiloni a «evaluar la ‎indisponibilidad de Italia para el uso de armas nucleares y a no comprar los componentes ‎necesarios para hacer los F-35 aptos para el transporte de armamento nuclear». En otras ‎palabras, que los aviones de combate F-35, concebidos para el ataque nuclear, específicamente ‎con las bombas estadounidenses B61-12 fuesen utilizados por Italia con una especie de ‎seguridad que impidiera utilizarlos con armas nucleares. ‎

Al día siguiente, el Consejo del Atlántico Norte rechazó y atacó el Tratado de la ONU… con total ‎respaldo de Italia. El Tratado de la ONU sobre la Prohibición de las Armas Nucleares ha sido ‎firmado hasta ahora por 70 países pero sólo 26 lo han ratificado, cuando es necesario ‎que lo hagan al menos 50 países para que entre en vigor. ‎

Lo mismo sucedió con el Tratado sobre las Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio (INF), ‎recientemente enterrado por Washington. Tanto en la sede de la OTAN, como en la ONU y en la ‎Unión Europea, el primer gobierno del primer ministro italiano Giuseppe Conte se alineó con la ‎decisión de Estados Unidos, dando luz verde a la instalación de nuevos misiles nucleares ‎estadounidenses en Europa, incluso en suelo italiano. ‎

La solemne firma del compromiso contra las armas nucleares por los parlamentarios del Partido ‎Demócrata italiano, del Movimiento 5 Estrellas y de otras formaciones políticas italianas resultó ‎ser finalmente no más que un recurso demagógico para ganar votos. Y si alguno de aquellos ‎firmantes afirma lo contrario, que lo demuestre con hechos. ‎

Por culpa del «inevitable vínculo con Estados Unidos», ya ratificado nuevamente por el primer ministro ‎Conte en su discurso ante la Cámara, Italia se ve privada de su soberanía y convertida en línea del ‎frente de la estrategia nuclear estadounidense, con el silencio cómplice y consensual de todos los ‎partidos políticos. ‎

Fuente
Il Manifesto (Italia)

Traducido al español por Red Voltaire a partir de la versión al francés de Marie-Ange Patrizio

[1] «El mito de la OTAN desnuclearizada», por Manlio Dinucci, Il Manifesto (Italia), Red Voltaire, ‎‎15 de noviembre de 2017.

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.

Francia, metida en el engranaje
De la impostura del 11 de septiembre a Donald Trump (10/25)‎
Francia, metida en el engranaje
por Thierry Meyssan
Francia, manipulada por Londres y Washington‎
De la impostura del 11 de septiembre a Donald Trump (9/25)‎
Francia, manipulada por Londres y Washington‎
por Thierry Meyssan
El uso militar oculto de la 5G
‎«El arte de la guerra»‎
El uso militar oculto de la 5G
por Manlio Dinucci, Red Voltaire
 
‎¿Multilateralismo o ‎Derecho Internacional?‎
‎¿Multilateralismo o ‎Derecho Internacional?‎
por Thierry Meyssan, Red Voltaire
 
La agonía de la política exterior ‎de Francia
De la impostura del 11 de septiembre a Donald Trump (8/25)‎
La agonía de la política exterior ‎de Francia
por Thierry Meyssan, Red Voltaire