JPEG - 8.7 KB
Don Sergio Méndez Arceo

En lo que respecta a los derechos humanos el mes de abril fue para México, el de una agenda bastante llena pero, desafortunadamente, llena de malos hechos. Luego de votar en Ginebra a favor de una inspección sobre los derechos humanos en Cuba, una parte de la opinión pública mexicana se pregunta: "¿no es cierto que el buen juez empieza por su casa?" O de manera más popular: "el burro hablando de orejas".

La crítica al gobierno mexicano viene por todos lados. Respecto a la política exterior, la tradicional cordialidad entre los gobiernos de México y Cuba se está hundiendo, especialmente cuando el comandante Castro "probó" al mundo que el Presidente Fox y especialmente su ministro Castañeda de Relaciones Exteriores, son unos "mentirosos", diplomáticamente hablando. Al servicio del imperio de Washington que se cree dueño del mundo. La población se pregunta además ¿Cuál es la actitud del gobierno, cuando de derechos humanos se trata, frente a los 20 millones de mexicanos que trabajan en la vecina superpotencia y qué sufren violaciones y humillaciones constantemente en sus derechos? Aunque sean indocumentados no merecen tal trato.

El 20 de abril se realizó una ceremonia convocada por la fundación "Don Sergio Méndez Arceo" a fin de entregar un premio a las organizaciones que en México trabajan por los derechos humanos. Este año fueron 42 grupos los que participaron al evento presidido por el señor José Luis Soberanes, presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

Este premio "Don Sergio" se otorga para reconocer, estimular y apoyar a las organizaciones y personas que se han destacado por su valor en la defensa y promoción de una cultura de respeto a los derechos humanos. Fue un l7 de abril de l981que Don Sergio Méndez Arceo, séptimo Obispo de Cuernavaca, en el estado de Morelos, luchador incansable por los derechos humanos en México y América Latina, emitió un histórico decreto en contra de la Tortura y de las personas involucradas en su práctica. Después de haber transcurrido más de 20 años de dicho llamado, en el reciente evento, una de las organizaciones participantes conocida como "comité Eureka" informaba: "El nuevo gobierno mexicano, (del presidente Fox ndlr.) llamado el del Cambio, miente: no sólo no ha resuelto el problema de los desaparecidos políticos, sino que ha continuado ejerciendo esta práctica infame, ya que nuestro Comité ha recibido 15 denuncias de secuestros que ha llevado a cabo el Ejército, y pretenden "echar tierra" sobre los 532 casos de desaparecidos ocurridos durante los 25 años que hemos venido trabajando y denunciando tales hechos". En la misma ocasión se hizo un reconocimiento especial póstumo a Digna Ochoa y Plácido, abogada de los campesinos y asesinada hace algunos meses. Este crimen, por cierto todavía no ha sido esclarecido.

Pero quien se llevó el voto de la mayoría y que fue acreedora al décimo Premio Nacional de Derechos Humanos Don Sergio Méndez Arceo fue el grupo Católicas por el Derecho a Decidir (CDD). Premiados por el trabajo que han realizado desde el interior de las instancias religiosas en defensa de dos derechos sexuales y reproductivos, así como por la equidad de género. CDD es una organización de origen norteamericana con presencia en México desde 1994. Su sede para América Latina está en Uruguay. Con una labor a nivel nacional e internacional la organización busca el bienestar y la salud de las mujeres en la sociedad y al interior de la iglesia. En México es Maria Consuelo Mejía quien preside la organización y nos explica que CDD: "es una ONG establecida de acuerdo a las leyes asociativas y desde su inicio ha funcionado con donativos de fundaciones internacionales. El trabajo consiste en talleres, conferencias y publicaciones básicamente defendiendo los derechos sexuales y reproductivos desde una perspectiva ética, católica y feminista. Partimos de la afirmación de la autoridad moral de las mujeres, el ejercicio de la libertad de conciencia y la promoción de la equidad en las relaciones de pareja." El galardón reviste de importancia porque cada año mueren en México 600 mil mujeres por causas relacionadas con el embarazo, parto y puerperio. Otro problema grave de salud es el relativo a las infecciones de transmisión sexual, particularmente el VIH / SIDA.

Otro premiado en el evento fue el general Francisco Gallardo, encarcelado en l993 como "preso de conciencia". Declaró ante el auditorio que México no tiene la autoridad moral para criticar a otros países, lo mejor sería que el gobierno hiciera una autoevaluación y revisara los casos de los años 70’ y el asunto del 68. Recientemente excarcelado, el general promueve ahora la creación del ombudsman militar señalando que esta propuesta sería la palanca ideal para reformar el ejército, y donde el Congreso de la Unión puede vigilar no sólo la actuación del mismo sino que también cuestiones como el ejercicio del presupuesto, los derechos humanos y supeditarlo a rendir cuentas. Añadió además que "La falta de control de los cuerpos de inteligencia militar genera una proclividad de sus miembros a unirse a la delincuencia." Todas las propuestas esbozadas por el general apuntan a acotar los limites de maniobra del secretario de la Defensa, que actualmente se erige en un "megapoder" y a modificar las relaciones de la milicia nacional con los poderes del Estado.

El involucramiento de las fuerzas militares en tareas policíacas, de combate al narcotráfico y hasta de espionaje político ha sido la consecuencia de la situación caótica que vive el ejército federal. El general enfatiza en la redefinición de las tareas de la Secretaria de la Defensa, pues, en su opinión, la formación del personal del ejército produce hombres y mujeres robotizadas, obedientes hasta el servilismo, incapaces de criticar ordenes superiores, "lo que conlleva a un reforzamiento de lo que llamó capacidad de humillación". Entre otros puntos aclara que el Secretario de la Defensa debe ser un civil, "mujer o varón", asesorado por un Estado Mayor compuesto por la Armada, Fuerza Aérea y el Ejército, ya que "los militares no son expertos ni en política ni en administración", concluyó.

En este evento tan importante de derechos humanos, no se podía olvidar de mencionar el abuso infantil, que es una realidad trágica y muy presente en México. Por más cariño que le tenga el Papa a la nación mexicana, el mal ya está consumado con innumerables denuncias de violaciónes y abusos dentro de la iglesia en general, y en particular en la conocida congregación los Legionarios de Cristo, más conocidos como Millonarios de Cristo, por la influyente formación que brindan a las élites mexicanas, muy especialmente en el sector empresarial.

Su líder fundador y actual Superior General de la Congregación es Marcial Maciel, además de ser la más respectada autoridad moral. Fue ordenado sacerdote en l944. En l946 cursa estudios especiales en la Universidad Pontificia de Comillas, en Santander, España, en plena dictadura franquista. El joven Maciel admira cada vez más el falangismo español y el Opus Dei. Hace 5 años que las denuncias sobre abusos sexuales pesan sobre su cabeza y la esperanza de justicia no muere muy especialmente en este momento histórico interno y externo a México: en lo primero ganaron el premio por los derechos humanos las luchadoras católicas y en el segundo, el Papa Juan Pablo II irá a México tan solo acabe de arreglar con los cardenales estaunidenses por el mismo asunto.