Una película de Hoollywood de la década de Los años sesenta, "El Americano Feo" recorrió, con mucho éxito, las pantallas cinematográficas del mundo. Hoy una fotografía aparece en todas las primeras planas de la prensa mundial. Es la foto del ex-presidente de los Estados Unidos, Jimmy Carter - el americano bueno - Estrechando la mano efusivamente, en gesto de amistad con el Jefe del Estado Cubano Fidel Castro, teniendo como telón de fondo las banderas de Cuba y Estados Unidos bajo el ambiente sonoro de los himnos nacionales de ambas naciones. Dos países separados por solo 90 millas que los hacen tan cerca y sin embargo, por el Embargo - valga la redundancia gramatical - se mantienen tan distantes.

Jimmy Carter - el americano bueno .- en La Habana. La noticia ha sido recibida con esperanza y entusiasmo en todas partes. Menos en la Casa Blanca y en el Miami "bunquerizado" de la derecha cubana.

"Vengo aquí como amigo del pueblo cubano". Expresó Cárter al pisar tierra en Cuba. Y la respuesta de Fidel Castro fue inmediata : " Ud. puede ir a donde quiera y decir lo que quiera, estemos o no de acuerdo con lo que Ud. diga." Las incidencias del primer día de la presencia del ex-presidente norteamericano no la vamos a reseñar en este comentario. Quizá por primera vez lo detalles han sido divulgados con amplitud por todos los medios de comunicación, incluyendo esta vez hasta el propio Miami Herald y su travieso " hermanito" el Nuevo Herald, tan dados a ocultar los acontecimientos de la Cuba real para presentar a sus lectores toda una cortina sucia de distorsiones, manipulaciones o falsificaciones de la realidad cubana, conducta impropia de un prensa que tiene como objetivo central complacer los deseos de aquellos mismos recalcitrantes que bajo chantajes y amenazas hicieron doblegar a ese periódico de manera tan indigna.

Y mientras Jimmy Carter - el americano bueno - con su esposa Rosalyn recorre las calles habaneras y se entrevista cordialmente con los dirigentes de la Revolución, como también lo harán con sus opositores, sin limitaciones ni objeciones, acá, en los Estados Unidos, el Presidente George Bush prepara su discurso del 20 de Mayo en el que - según se dice - se van a apretar más las tuercas del Embargo a Cuba remachando los clavos de una política fracasada que por más de cuatro décadas ha mantenido separados a los pueblos de Cuba y los Estados Unidos.

¿Por qué? ¿Para qué? ¿Para beneficio de quien? No ciertamente para beneficio de los americanos ni de los cubanos. Todo sabemos por qué y para complacer a quienes. !A la derecha cubana de Miami que le ofrece votos y dinero a los políticos Republicanos!

Malos consejeros tiene el Presidente Bush que le dictan una política absurda hacia Cuba mientras el ex-presidente Carter - el americano bueno - interpretando el sentimiento humanista de su pueblo anda por La Habana en viaje de buena voluntad. Y Cuba le respondió al gesto: !Bienvenido Mr. Carter!

!Embúllese Mr Bush, no siga de "americano feo" que para luego es tarde!