La UE expresa su estupor y consternación por los dos ataques suicidas ocurridos el 9 de septiembre en las cercanías de la base militar israelí de Tzrifin y en Jerusalem que, una vez más, han causado numerosas muertes entre los ciudadanos israelíes. La UE expresa sus condolencias a las familias de las víctimas y manifiesta su solidaridad a los heridos y al Gobierno de Israel.

La Unión Europea desea reiterar su más firme condena de estos dos ataques terroristas, así como de las organizaciones que los planearon y ejecutaron. El resurgimiento de ataques terroristas se está cobrando un intolerable tributo de ciudadanos israelíes inocentes, obstruye los esfuerzos de la comunidad internacional para restaurar la paz en la región y perjudica los intereses de la causa Palestina.

Por lo tanto, la Unión Europea considera enemigos de la paz a los autores de estos actos, e insta encarecidamente a la Autoridad Palestina a que adopte todas las medidas concretas necesarias contra aquellas organizaciones terroristas que se oponen a todo diálogo político y socavan todos los esfuerzos para restaurar la esperanza y llevar la paz, la seguridad y mejores condiciones de vida a la región.

En este mismo contexto y en el marco de la lucha global contra el terrorismo, la UE decidió, en la reunión ministerial informal de Riva del Garda celebrada los días 5 y 6 de septiembre, iniciar los trámites para la inclusión de la rama política de Hamas en la lista europea de organizaciones terroristas. La UE reitera el llamamiento del Consejo Europeo de Salónica a que todas las organizaciones palestinas declaren una tregua inmediata e incondicional.

La UE toma nota de la dimisión del Primer Ministro palestino Mahmoud Abbas y desea reiterar su apoyo a los esfuerzos de la Autoridad Palestina para relanzar el proceso de paz, en el marco de la "Hoja de ruta" del Cuarteto. La UE ruega al nuevo primer ministro, Ahmad Qurei, que prosiga con determinación por esta vía y le ofrece su total apoyo.

La Unión Europea insta a ambas partes a que permanezcan firmemente comprometidas con la necesidad de un diálogo continuo y con la aplicación de la "Hoja de Ruta" y, a este respecto, a que adopten las siguientes medidas:
- Autoridad Palestina: formar un nuevo Gobierno; reorganizar sus fuerzas de seguridad, restablecer el orden público y emprender esfuerzos manifiestos para desmantelar las organizaciones terroristas, llevar a cabo las reformas ya iniciadas y organizar elecciones libres y transparentes.
- Gobierno israelí: retirar el ejército de los territorios autónomos; poner fin a los asesinatos selectivos, liberar a los palestinos de los cortes de carreteras y demás restricciones que les son impuestas, congelar todas las actividades de asentamiento así como la construcción del muro de seguridad con arreglo a un trazado que impide una solución política del conflicto.

Para que estas medidas se cumplan de forma efectiva, la UE reitera su compromiso y la necesidad de una acción determinada y coordinada por parte de la comunidad internacional. La próxima reunión ministerial del Cuarteto será el foro adecuado para evaluar, como está previsto en la "Hoja de Ruta", la eficacia de las partes en la aplicación del plan, y para decidir otros pasos necesarios para garantizar una supervisión efectiva y digna de crédito sobre el terreno.

Se suman a la presente declaración Chipre, la República Checa, Estonia, Hungría, Letonia, Lituania, Malta, Polonia, la República Eslovaca y Eslovenia, países adherentes; Bulgaria, Rumania y Turquía, países asociados, e Islandia, Liechtenstein y Noruega, países de la AELC miembros del Espacio Económico Europeo.