279 artefactos precolombinos contrabandeados devueltos al embajador hondureño

WASHINGTON, D.C. — Michael J. García, secretario adjunto en funciones en la Oficina de Aplicación de la Ley de Inmigración y Aduanas (ICE) devolvió al embajador de Honduras en Estados Unidos, Mario M. Canahuati, 279 artefactos precolombinos contrabandeados, en una ceremonia realizada hoy en la embajada hondureña en Washington, D.C.

Entre los artefactos, que comprenden figurillas ornamentadas, ollas y cerámica elaboradas por la cultura maya entre los años 600 y 900, habian sido comprados en Honduras y traídos de contrabando a Estados Unidos en 1998 por un comerciante de Ohio y un ciudadano guatemalteco. Luego de una investigación a cargo de agentes del ICE, ambos individuos fueron encausados en junio de 2002 y, finalmente, procesados exitosamente por la Oficina del Fiscal Federal de Estados Unidos en el Distrito Sur de Ohio.

"Estos objetos no son recuerdos para venderse al mejor postor, porque se trata de tesoros culturales que pertenecen al pueblo de Honduras. Me complace devolver estos apreciados objetos a sus legítimos dueños", dijo el secretario adjunto en funciones en la ICE, Michael Garcia.

"El pueblo y el gobierno de Honduras aprecian mucho el apoyo que el gobierno de los Estados Unidos de América presta por medio de la Oficina de Aplicación de la Ley de Inmigración y Aduanas para preservar los tesoros culturales de nuestro país, particularmente el legado maya. Estamos muy agradecidos por la recuperación de esta invalorable parte de nuestro patrimonio. Agradecemos a todas las personas involucradas desde el comienzo de este caso hasta este momento. Esperamos seguir trabajando juntos en asuntos de interés mutuo para nuestros países", aseveró el embajador Canahuati.

"La profunda investigación realizada por los agentes de la ICE y el procesamiento efectivo a cargo del Fiscal Federal Adjunto de Estados Unidos, J. Michael Marous, llevó este caso a una exitosa conclusión legal. Devolver estos objetos a su sitio correcto en la historia completa este ciclo de la justicia", dijo Gregory G. Lockhart, Fiscal Federal de Estados Unidos para el Distrito Sur de Ohio.

En 1998, Douglas Hall, de 45 años, de Upper Arlington, Ohio, y Tulio Monterroso Bonilla, de 39 años, de Guatemala, viajaron a Honduras donde compraron los 279 artefactos precolombinos por 11.000 dólares, de acuerdo con el encausamiento. Luego los despacharon a través de Miami, en la Florida, donde se declaró falsamente a los inspectores fronterizos de Estados Unidos que su valor aproximado era de 37 dólares. Los objetos luego fueron puestos a la venta en la tienda especializada llamada "Accent on Wild Birds" en Ohio, de la cual Hall era copropietario.

Los agentes de la ICE iniciaron una investigación que determinó que los artefactos fueron importados ilegalmente. También hallaron que los artefactos eran de la era precolombina, un período anterior a la exploración de las Américas por Cristóbal Colón. En 1984 y 1997 Honduras promulgó leyes para prohibir la propiedad, venta y exportación de objetos precolombinos.

En junio de 2002 un gran jurado federal convocado en el Distrito Sur de Ohio halló culpables a Hall y Monterroso-Bonilla en relación con el contrabando realizado. Hall fue acusado en octubre de 2002 de conspirar para importar ilegalmente objetos a Estados Unidos, de recibir objetos ilegalmente importantes y de presentar documentación falsa a los inspectores fronterizos de Estados Unidos. En mayo de 2003 Hall fue sentenciado a 18 meses de prisión y a una multa de 1.000 dólares.

Monterroso Bonilla se declaró culpable en agosto de 2002 de la acusación de transportar artefactos precolomibnos ilegalmente importados a Estados Unidos.