Ensoberbecido por sus novísimas ideas sobre la excelencia académica, acreditación y calidad total, el antiguo cacareador de materialismo dialéctico y hoy reciclado pseudo-profesor de tendencia neoliberal, José Carlos Ballón, no pudo soportar la noche del pasado 5, al parecer, el hecho de ser inquirido por un alumno invidente sobre las verdaderas razones que le llevaban a desaprobarlo por cuarta vez en el curso de Seminario Siglo XIX-II y por toda respuesta la emprendió a puntapiés y puñetazos contra Zacarías Pizán.

En un inicio, las preguntas de Pizán sólo obtuvieron como respuesta la prepotente orden del profesor y funcionario sanmarquino quien gritaba a todo pulmón al invidente que abandonase el aula. Ante tamaña prepotencia el estudiante Zacarías Pizán, se rehusó a acatar la matonería de Ballón, hecho que motivó la airada como desigual agresión física y no contento con expulsarlo del aula, le tomó por la solapa y pretendió arrojar cual saco de papas al patio de Letras.

¡Qué valiente es el profesor Ballón, emprendiéndola contra un estudiante ciego! ¿Para eso paga el Estado a este sinverguenza?

Dicha acción ocasionó la airada protesta de los estudiantes generándose una furibunda gresca entre alumnos, profesor y miembros de seguridad de la referida casa de estudios.

Trascendió, que el estudiante Zacarías ha solicitado a las autoridades y al Ministerio Público se ejerza una ejemplar sanción contra el matón que funge de profesor José Carlos Ballón, quien a no dudarlo se ha transformado de la noche a la mañana en símbolo de la canallada y el abuso y la prepotencia y es hoy una vergüenza para la cuatricentenaria casa de estudios por la cual han desfilado personajes de la talla de , Víctor Andrés Belaúnde, Alfonso Benavides Correa, Víctor Raul Haya de la Torre, Raul Porras Barrenechea, entre otros ilustres personajes peruanos.

Un joven estudiante, quien no quiso revelar su nombre por temor a las represalias de la mafia del historiador Manuel Burga, actual rector y amigote del abusivo miembro principal del Consejo Editorial, Jose Carlos Ballon y su agrupación “Patio de Letras”, manifestó que se trata de una tropelía vergonzosa la cometida por este cobarde que no otro nombre merece quien agrede a quienes NO pueden defenderse

“Ese señor siempre ha afirmado que el funcionario del Estado sirve para cometer injusticias y es por eso que debemos oponernos al Estado privatizando todas sus empresas”. Una alumna sanmarquina consultada manifestó que “ya están hartos que Ballón abuse de sus puestos y cargos para importar profesores de tendencia neofascista a la Universidad de San Marcos”.

“Pero jamás pensé que pudiera llegar tan bajo como pegarle a un estudiante ciego” manifestó, exigiendo una severa sanción administrativa para él y sus compinches en el Rectorado. “Todos los sanmarquinos no podemos dejar pasar este triple atentado: primero, contra un estudiante, segundo, contra un invidente y tercero, contra todo el estudiantado. Hagamos un voto porque se haga justicia en San Marcos y se tomen las medidas correctivas para evitar que elementos fascistas y energúmenos atropellen al estudiantado y, peor aún, a los discapacitados.