La oferta pública de las reservas probadas de gas se ofrece desde octubre de 2001, al publicarse en internet las posibilidades de inversión en esta rama, a partir de informes confidenciales, denunció el diario digital mexicano La Jornada.

De acuerdo con el diario, Alfredo Guzmán Baldizán, subdirector de la Región Norte de Petróleos Mexicanos (Pemex) en la esfera de Exploración y Producción (PEP) reveló en esa fecha datos de la paraestatal sobre las seis cuencas de gas natural ubicadas en esta nación.

Guzmán Baldizán, dice la fuente, concedió a la Sociedad Geológica de Houston y la Asociación de Geólogos Petroleros de Estados Unidos (AGPEU) un documento sobre las reservas gasíferas del país, titulado Exploración y producción en México: retos y oportunidades. Esta revelación documenta un hecho que hasta ahora no se había podido probar, que es el relativo a la oferta pública de las reservas probadas de gas, que dieron paso a los llamados Contratos por Servicios Múltiples (CSM).

Dichos CSM consisten en la concesión de la industria petrolera a la inversión foránea, que es un propósito abierto de la administración del presidente Vicente Fox, para quien este negocio supuestamente es una necesidad nacional a fin de garantizar el crecimiento de los ingresos de la industria.

Trascendió también que en octubre de 2001 el entonces secretario de Energía, Ernesto Martens, negociaba con el Congreso federal la apertura total a la inversión privada para la explotación de dicho recurso natural.

Señala el rotativo que Guzmán Baldizán, considerado el principal impulsor de la participación privada en la explotación de gas y quien aspira a presidir la AGPEU, precisó, sin embargo, que Pemex no será privatizada, teoría que repiten los promotores de las concesiones petroleras, ya en marcha. El funcionario, quien presidía la PEP en 2001, indica en el informe entregado a las instituciones norteamericanas que Pemex estaba considerando abrirse a la participación privada de operadores en todas las fases de la exploración en la cadena productiva.

"Algunos de estos proyectos, dice el texto, requerirán inversión privada. Estos esquemas están iniciando con los proyectos de gas". El documento en cuestión, que puede leerse todavía en la red, expone una versión detallada de las posibilidades de inversión privada en las seis cuencas de Sabinas, Burgos, Tampico, Misantla, Veracruz y Sureste. La oferta incluyó las cuencas de mediano potencial ubicadas en la Sierra Madre Oriental y en el Golfo de México, y aquellas de bajo potencial en la Sierra de Chiapas, California, Golfo de California y Chihuahua.

Otro artículo de Guzmán Baldizán destaca la riqueza del subsuelo mexicano, con base en información de Pemex, que, dice La Jornada, debería de ser confidencial.