JPEG - 1.4 KB

El pasado 22 de mayo, en la Loma de La Cruz, en conjunto con otras organizaciones sociales de la ciudad y con la consigna "No estás [email protected] a hacer lo que tu conciencia rechaza", se llevó a cabo el encuentro político cultural Objetante.

Lo anfitriones: el equipo impulsor de la Campaña Juventudes Resistiendo a la Guerra, Cali. El motivo: la conmemoración del día Internacional de la objeción por conciencia, que tiene por fecha el 15 de mayo. En este día, reafirmamos nuestro compromiso de resistencia y libertad, enviándole un mensaje colectivo a la gente: otra ciudad, otra realidad social, otro país, son posibles.

El evento contó con la presencia de organizaciones sociales y políticas de la ciudad, grupos estudiantiles, artísticos, culturales. Pero también nos acompañaron personas de Barrancabermeja, Bogotá y Medellín que participan en la campaña. Contó con presentaciones culturales de grupos de danza, canción social, rap, rock, malabares, zanqueros, lo que nos permitió ganar la simpatía y la confianza de la gente, que también se expresó y se sumó a este esfuerzo social y político para todos y todas.

Siendo conscientes de que el consumo también es político, se promovió el agua de panela con limón y la chicha, como bebidas alternativas. Después salimos en caravana hasta Multiculti (sitio multicultural de entretenimiento), donde proyectamos videos sobre objeción por conciencia y cerramos con una gran rumba alternativa.

¿Por qué este proyecto?

Como todos lo sabemos, Colombia vive desde hace décadas, un conflicto social y armado irresoluto. El Estado colombiano ha priorizado la "solución militar", que lejos de resolver la grave crisis política social y económica del país, acrecienta la guerra y las violaciones de los derechos de los colombianos/as.

Por tal razón, un grupo de procesos juveniles de Bogotá, Medellín, Barrancabemerja, Villa Rica y Pueblo Nuevo en Cauca, Sincelejo y Cali, nos hemos unido para desarrollar la Campaña Juventudes Resistiendo a la Guerra. Entre sus objetivos está el de promover en los y las jóvenes una visión critica frente al conflicto social y armado que vive nuestro país, aportando, a la construcción de alternativas diferentes a la guerra, la explotación y la exclusión social.

Particularmente en Cali, la Campaña arrancó en el año 2002. En su desarrollo nos hemos articulado con diferentes procesos -de la ciudad- con los cuales coincidimos en que este país requiere cambios y consideramos que la guerra no es sólo un asunto militar, sino también estructural, cuyas causas se explican desde dimensiones sociales, económicas, políticas y culturales. En este sentido, hemos optado por participar de forma activa en la construcción de opciones humanistas, democráticas que potencien y fortalezcan estructuras organizativas, que se la jueguen por la consolidación de un proyecto político que garantice las posibilidades para el cumplimiento de los derechos humanos.

Nuestra manera de trabajar se centra en dos ejes: el primero, la reflexión-formación; el segundo, la comunicación, atravesados ambos por una dimensión pedagógica, que nos permita traducir nuestro objetivo a diferentes lenguajes y formas de abordar la realidad. Es así, como realizamos encuentros y talleres de formación sobre historia del conflicto en Colombia; objeción por conciencia; antimilitarismo; resistencia civil; identidad de género y coyuntura sociopolítica. Además, difundimos información, proyectamos vídeos y estampamos camisetas en varios eventos, sin ningún costo, con mensajes en contra de la guerra y a favor de la construcción de un país incluyente.