JPEG - 10.4 KB

El presidente de Petróleos de Venezuela S. A., Alí Rodríquez Araque, inauguró las oficinas de INTERVEN Venezuela S.A., en Argentina, en acto que contó con la presencia del Ministro de Planificación Federal, Julio De Vido y el Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Felipe Solá así como del Embajador de Venezuela en Argentina, Freddy Balzán Morrel.

Esta inauguración es consecuencia de la voluntad política de los Gobiernos de ambos países, exclamó el embajador Freddy Balzán, en referencia a los acuerdos alcanzados por Argentina y Venezuela en abril y julio, a través de los cuales se estableció la cooperación energética y de otros rubros (alimentos y productos industriales) y se estableció la creación de Petrosur, la compañía que funcionaría como una alianza estratégica entre operadoras energéticas nacionales de Latinoamérica, y que involucra la asociación de la petrolera estatal venezolana y ENARSA.

En el mismo sentido, el presidente de PDVSA, Alí Rodríguez Araque, expresó que los entendimientos bilaterales "definen claramente un objetivo, que es la integración latinoamericana", y señaló que el desembarco de la compañía apunta a "ir al encuentro fraterno en busca de intereses comunes"

Tras criticar fuertemente el modelo neoliberal, "donde la libre competencia termina en el monopolio", Rodríguez Araque explicó que existe "otro modo de integración económica, que es el de la complementación".

Además, ponderó el ritmo de producción actual de la compañía, que refina 3.3 millones de barriles diarios en Venezuela y en el exterior, y cuenta con reservas de 78 mil millones de barriles de crudo convencional y 235 mil millones de barriles de crudo extrapesados. Y en referencia a ello, el empresario estatal afirmó que PDVSA "es un instrumento utilizado para impulsar políticas tanto económicas como sociales".

Por su parte, el ministro de Planificación, Julio De Vido comentó sobre el arribo de la compañía venezolana que lo que había comenzado como "un simple negocio de importación de fuel oil termina en una integración binacional". Luego agregó: "Es de esperar que en un tiempo no muy lejano, otros países de la región como Paraguay y Uruguay puedan sumarse a este proyecto de integración que soñaron Néstor Kirchner y Hugo Chávez".

Asimismo, aseguró que la petrolera "no sólo contribuirá a la economía argentina como empresa, sino que también lo hará como socio de ENARSA e impulsor del proyecto de Petrosur".