JPEG - 23.6 KB
La mina de oro de Yanacocha en el norte del Perú
Foto Mining Industry

¿A quién representa el Tribunal de Etica del Consejo de Prensa Peruana? ¿En nombre de quién o quiénes habla el mentado CPP? Sólo de los dueños de los medios, ¡de nadie más! Sus asalariados son apenas serviles ujieres de mandatos que se alinean con los intereses, no siempre compartidos por esta especie de Confiep de los medios de comunicación. Es el público el que juzga, no una pandilla de manipuladores y convenidos que actúan a veces sin la ética que dizque exigen a los hombres y mujeres de prensa.

Hay un caso reciente en Cajamarca. Allí casi toda la prensa radial, escrita o televisada está vendida a Minera Yanacocha. La empresa lo único que ha hecho, aparte de enriquecerse a manos llenas, es coimear y comprar conciencias. Tal hecho repugnante fue denunciado por el alemán peruano Reinhardt Seifert y él expuso su caso ante el susodicho Tribunal de Etica del CPP. La respuesta, como no podía ser de otro modo, fue a lo Pilatos y se ensuciaron en Seifert y en el daño ambiental que sufre Cajamarca. Los señorones a quienes nadie ha elegido ni tienen en absoluto ninguna representatividad cumplieron así su rol de perdonavidas de los poderosos.

El Perú es pasto de una manipulación que tira para todos los lados. Unos se llaman a sí mismos los paladines de la libertad de prensa pero no denuncian sino la epidermis. El fondo de mil y un asuntos no son tocados porque la publicidad tiene influencia y porque en las porquerías hay muchos que tienen las manos sucias, entonces, hay que dar la apariencia de rectitud y fuerza. De cualquier manera, siempre se dirá que el poder impidió tal o cual investigación. Además, como gran parte de la cofradía se alaba entre sí, entonces está asegurado el “eco” supuestamente denunciatorio.

¿Alguien ha visto la denuncia de cómo Pluspetrol, Hunt Oil, TGP y Techpetrol, han destruido la cabecera de los cerros en el Valle de La Convención, Cusco, cómo han contaminado sus ríos y campos? ¿Quién ha pasado la crónica de más de 25 muertos por inseguridad en las condiciones de trabajo en esas zonas castigadas por el progreso inmisericorde que traen la globalización que no gasta en medio ambiente?

¿Quién o qué medios han desnudado el festival increíble de 1800 millones de soles que se ha estado haciendo con los vales de alimentos que por concepto de aumentos a los trabajadores se entregó a una firma en la que trabaja como gerente general adjunto, Martín Quijandría, hijo del actual ministro Jaime y conocido entreguista sin la más mínima de las verguenzas?

¿Por causa de qué no se investiga cómo es que el Estado aún no cumple con comprar los terrenos adyacentes al Aeropuerto Jorge Chávez y con eso da pretexto a la empresita Lima Airport Partners para que incumpla el contrato de concesión y no haga la segunda pista de aterrizaje? ¿Quién dice algo de la firma de abogados que tiene las garras metidas en este asunto, como ayer en otros muchos durante el fujimorato y en la que trabajan dos hijos del ex-presidente nefasto Valentín Paniagua, el mismo que, por alguna rara casualidad, también firmó la concesión del Jorge Chávez a LAP?

¿Sirve para algo el Consejo de la Prensa Peruana, la Confiep, mediática? ¿Y su tribunal o cualquier adefesio que le pertenezca? Inequívoca, contundente, radical: ¡no, no sirven para nada! ¡Sólo para darse patente de corso cuando meten las cuatro! ¡Qué asco!

¡Atentos a la historia; las tribunas aplauden lo que suena bien!

¡Ataquemos al poder; el gobierno lo tiene cualquiera!

¡Hay que romper el pacto infame y tácito de hablar a media voz!