El comando central (Estado-mayor del ejército de los EEUU) no pudo ocultar más a los ciudadanos de su país la realidad de la ocupación en Irak. Según informaciones transmitidas al diario Clarion-Ledger (Mississippi) por los familiares de los soldados constituyendo la 343ava. compañía del 13ro. cuerpo del ejército encargados de la logística. Resulta que 19 militares de esta unidad se han negado miércoles pasado (13 de octubre 2004) de hacer parte de un convoy que debía transportar el carburante, atravesando una zona peligrosa en el norte de Bagdad y sin escolta blindada ni blindaje para los camiones cisternas. La esposa del sargento, jefe de la compañía declaró al diario Clarion-Ledger: «Tuve una llamada de un oficial de otra unidad, temprano en la mañana que me informaba que mi marido y su batallón habían sido arrestados bajo falsas acusaciones simplemente porque rechazaban de tomar parte en una misión que consideraban suicida». Delante estas revelaciones, el Pentágono se ha visto obligado de difundir un comunicado en la cual señala un «accidente aislado». Según la resistencia iraquí, la cantidad de ataques y emboscadas perpetrados contra el ejército estadounidense de ocupación suman aproximadamente 70 por día.