JPEG - 13.9 KB

La generación de espacios económicos para pequeñas y medianas empresas generadoras de empleo inspira la agenda de la primera macro rueda de negocios entre Chile y Venezuela a efectuarse en la última semana de abril 2005, en la Isla de Margarita, según un acuerdo suscrito en Santiago entre el Banco de Comercio Exterior (Bancoex) y Pro-Chile, entidad gubernamental que fomenta las relaciones económicas internacionales.

El intercambio entre ambos países asciende actualmente a 280 millones de dólares anuales, pero potencialmente podría alcanzar a 2 mil millones de dólares en cinco años, "si empezamos ahora mismo", explicó Víctor Álvarez Rodríguez, 44 años, economista,  presidente del Bancoex, al concluir una gira sudamericana que incluyó a Brasil, Uruguay y Argentina.

Negocios generadores de empleo

El encuentro sin precedentes de 200 empresas -75 exportadoras y 25 importadoras de cada país- marca el vigor del ingreso de Venezuela al Mercosur y, a la vez, integrará a cientos de Pymes en un proceso de reactivación económica, dijo Álvarez, orientado a una mejor calidad de la vida de la gente a través de la generación de nuevos empleos en ambos países, dijo Alvarez. Venezuela ya realizó una ronda con Argentina y tendrá otra con Brasil en noviembre.

La meta inicial de la primera macro rueda bilateral de negocios consiste en elevar realistamente el intercambio a 500 millones de dólares anuales en 2005, hasta alcanzar en cinco años a unos 1.700 a 2 mil millones de dólares, sin ambos países avanzan en un proceso de sustitución de importaciones que actualmente realizan desde terceros países.

Si Venezuela y Chile llegarán a integrar recíprocamente sus importaciones, eventualmente desplazando las compras que realizan en otros mercados pero que pueden ser atendidas por sus respectivas economías, el valor total del intercambio potencial chileno-venezolano supera los 4 mil millones de dólares, indicó el presidente del Bancoex.

Mejoría de las relaciones políticas

La reactivación de la apertura comercial entre ambos países se explica por la voluntad surgida de la evidente mejoría en las relaciones políticas que se viene registrando en los últimos meses. Álvarez visitó Chile acompañando al canciller Jesús Arnaldo Pérez, quien se entrevistó con el Presidente Ricardo Lagos, que visitará Venezuela en abril.

Simultáneamente, el proceso bilateral entre ambos países despejará algunos temas pendientes del acuerdo suscrito hace una década, que incluyen un convenio destinado a impedir la doble tributación y minimizar su lista de excepciones.

Pérez, que antes visitó también Uruguay, celebró, además, reuniones de trabajo en el Ministerio de Relaciones Exteriores, reiteró al ministro del Interior, José Miguel Insulza, el apoyo de su país a una eventual candidatura en la OEA y visitó a Luis Castellón, presidente de la Comisión de Energía.

Venezuela suministró gas propano a Chile hasta 1995, transportado en buques tanques de 45 mil toneladas, según fuentes de la empresa petrolera venezolana, Pdvsa.

Publicado en Quantum N.37