JPEG - 19 KB

El lunes 14 en horas de la mañana, el presidente de la República Federativa del Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, enfatizó la importancia de la alianza estratégica iniciada junto a Venezuela para garantizar el alcance del potencial económico de Sudamérica.

Así lo afirmó durante el acto de instalación del Foro Empresarial Binacional de Negocios, en el Salón Ayacucho del Palacio de Miraflores, haciendo un llamado al sector empresarial venezolano y brasileño: “Asóciense, hagan negocios, generen ingresos y puestos de trabajo. El éxito individual de ustedes también será el éxito de todos nosotros. Porque, como ha dicho el presidente Chávez, unidos alcanzaremos niveles superiores de libertad”.

Lo que estamos haciendo aquí es concretando una aspiración de aquellos que lucharon por la libertad de Venezuela, de aquellos que lucharon por la libertad de Brasil, de aquellos que soñaron con dos naciones soberanas, libres y autónomas, de aquellos que soñaron con la autodeterminación de sus pueblos. Lo que estamos haciendo aquí es establecer y concretar una alianza estratégica profunda que resalta las potencialidades de ambos países, sus conocimientos tanto científicos como tecnológicos y que pone en consideración la posibilidad de la ayuda mutua entre ambas naciones.

A juicio del Primer Mandatario brasileño, esta alianza estratégica “tiene que estar hecha de una manera tan sólida que cuando no estén aquí ni Lula ni Chávez, los gobiernos y las sociedades de Venezuela y Brasil tengan tanta convicción en este proceso, que tenga continuidad para que ambas naciones puedan aprovechar las riquezas que Dios nos concedió”.

Pienso que si nosotros tenemos conciencia y actuamos con audacia, vamos a tener las condiciones para hacer del siglo XXI el siglo de Venezuela, de Brasil, de Sudamérica y de Latinoamérica.

De esta manera, Lula da Silva indicó que esta oportunidad no se puede desaprovechar, ya que “no podemos cambiar la geografía comercial del mundo”, por lo que “tenemos que establecer políticas de complementariedad, creer más en nosotros mismos, en la creatividad, el conocimiento y la capacidad de producción de nuestros pueblos. Esto depende única y exclusivamente de nuestra disposición”.

Con nuestra acción política audaz, nuestra perseverancia y, sobretodo, nuestra paciencia, vamos a dar un paso gigantesco y todos nosotros vamos a darnos cuenta de que los sueños de Simón Bolívar están mucho más cercanos a ser alcanzados.

Alianza estratégica como única salida

“Señores empresarios, no tienen por qué tener miedo de hacer alianzas, la solución para las economías de Venezuela y Brasil, la solución para las economías de otros países de América del Sur, no está en el Norte, no está más allá del océano, está en nuestra integración, está en la credibilidad que vamos a tener en nosotros mismos”, aseveró el Presidente de la República Federativa del Brasil.

En relación a esto, insistió en la importancia de hacer alianzas estratégicas en todos los niveles de acción, “porque si hay una herencia que la República puede dejar a su pueblo, es que de aquí a algunos años alguien diga que gracias a la actuación de Chávez, Lula, Kirchner, Toledo y de tantos otros presidentes, Sudamérica, al fin, alcanzó su mayoría política y económica, adoptando la libertad, la soberanía y la autoconfianza como herramientas para el desarrollo y la repartición de riquezas”.

Con la promoción y el aumento de negocios binacionales, se estará trabajando “para el inmenso potencial de nuestra región y para la búsqueda de soluciones propias ante los desafíos de nuestro desarrollo, el cual buscamos que ocurra en beneficio de nuestra población”.

Por ello, “el evento de hoy es especial, pues se da en un momento en el que los dos gobiernos decidieron hacer realidad el sueño de forjar una verdadera alianza estratégica”, lo que dará como resultado “una complementariedad inédita a nuestras dos economías. Prueba de ello es la notable recuperación del intercambio comercial, que pasó de 880 millones de dólares en el 2003 a mil 600 millones de dólares en el 2004”.

Respaldo al Gobierno Bolivariano

El presidente Luiz Inácio Lula da Silva aprovechó la oportunidad para dar un nuevo espaldarazo al Jefe del Estado venezolano y su gestión de gobierno, ya que “es un momento muy bueno en la política de Venezuela”.

Manifestó su solidaridad al presidente Chávez y a todo el pueblo venezolano por los desastres ocurridos como consecuencia de las lluvias en estos últimos días, asegurando que “estamos dispuestos a ayudarlos en la medida de lo posible”. Además, felicitó el Primer Mandatario Nacional por su sabiduría ante el reciente impasse diplomático con el Gobierno de Colombia, dando a conocer también “el orgullo que siento al saber que el Referéndum consolidó al momento más importante de la democracia en Venezuela”.

Creo que las divergencias políticas son inherentes a la democracia y van existir donde haya democracia, de hecho, sólo existen donde existe la democracia. El pueblo de Venezuela dio una demostración extraordinaria de que es el dueño de su propia nariz, de su propia conciencia y de sus actos.

Para finalizar, el presidente del Brasil consideró que “hoy estamos viendo a la economía de Venezuela crecer y a un gobierno preocupado por la industrialización del país, que incluso se esfuerza para sacar provecho a la inmensa cantidad de petróleo que tiene su territorio”.