JPEG - 7.4 KB

La coalición Izquierda Unida (IU) se reafirmó por el "no" al texto de la Constitución Europea que, según la agrupación, representa las políticas conservadoras de la derecha y una defensa del neoliberalismo.

El lema de IU es “Europa sí, pero no así” para que no queden dudas, además, de su sentido europeísta, pero no en la forma en que trata de imponerlo la derecha con una Carta que no es resultado de la voluntad popular.

Precisamente en el último mitin celebrado ayer en Gijón, el líder de la coalición izquierdista, Gaspar Llamazares, atacó a fondo al Partido Popular (PP) por el doble rasero que aplica en la campaña proselitista.

Afirmó que se entiende perfectamente que la derecha aplauda hasta con las orejas el Tratado constitucional, porque tiene lo que quería y va a jugárselo todo al sí y a la abstención, para perjudicar al gobierno socialista, cuya campaña de imagen va a salir debilitada.

El Tratado que se someterá a consulta popular, denunció, es una apuesta clara de la derecha en su intento de gobernar la ampliación de la Unión Europea a 25 países con la implantación de políticas económicas conservadoras.

Entretanto, las discrepancias entre los partidos Socialista (PSOE) y Popular se agudiza en medio de la campaña, al extremo de que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, acusó a sus líderes de atacarlo más que defender el sí en el referendo.

El mandatario les reprochó a los populares que le exijan lo que ellos no hicieron cuando gobernaba José María Aznar y se refirió, en concreto, a la política de inmigración y a políticas sociales y laborales.

Argenpress