JPEG - 10.1 KB

En Ecuador, también por balazos a quemarropa, mataron a José Luís León , de "Radio Minutera" el 13 de febrero y el día 14 con el mismo método gangsteril eliminaron a Saúl Suárez , reportero gráfico de los periódicos "La Hora Durandeña" y "La Prensa". Ambos crímenes que se perpetraron en el puerto de Guayaquil, fueron condenados en una declaración pública por el director general de UNESCO, Kochiro Matsuura .

El 30 de enero/06 en su propia residencia de Georgetown, Guyana, dos pistoleros le dieron 13 balazos mortales al periodista Ronald Waddell, comentarista de televisión. Crítico del presidente del país, Bharrat Jagdeo, Waddell dirigía desde 2001 un programa en "Channel 9-HBTV" y era un miembro activo del partido político People"s Nacional Congreso.

En México fue muerto a puñaladas el seis de enero/06 el periodista radial José Valdés en la ciudad de Sabinas (Coahuila) sita en la frontera con Texas, Estados Unidos. Pilar Cortázar, colega y amiga de la victima, señaló como eventuales culpables a narcotraficantes basada en el hecho de que Valdés investigaba conexiones de las mafias con militares encargados precisamente del combate contra las drogas.

Jaime A. Olvera Bravo fue tiroteado y muerto en La Piedad (Michoacán) el 19 de marzo/06 y Ramiro Téllez Contreras murió igualmente por disparos el 10 de marzo/06 cuando salía de su casa en Nuevo Laredo (Tamaulipas)

El informador paraguayo Enrique Galeano de "Radio Azotey" despareció el cuatro de febrero/06 en el poblado de Ybys, departamento de Concepción. Julio Benegas, secretario general del Sindicato de Periodistas de Paraguay, señaló que la entidad denunció el caso ante el Ministerio del Interior, pero al finalizar marzo no había avance alguno en la posible investigación.

Atentados a granel

Junto a los crímenes se constata en Latinoamérica una cadena de atentados en contra de periodistas y medios de comunicación y resaltan, por su gravedad, los ocurridos en México. Amerigo Incalterra, Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos en México declaró el 15 de febrero último que en los tres meses anteriores se había documentado 12 atentados contra trabajadores de la prensa.

El seis de febrero/06 hombres armados penetraron a la sede del periódico "El Mañana", de Nuevo Laredo. Los disparos y una granada que hicieron estallar, hirieron de gravedad al reportero Jaime Orozco. "El ataque produjo daños considerables, mientras que cristales rotos, puertas horadadas por las balas y un apagón era el panorama que presentaba la redacción", apuntó el sitio web de El Mañana.

# Rebelión.org