Días atrás en La República, en su columna Ofidio, aparecieron dos sueltos. El primero, Negocios en Fondepes: “Habrían encontrado serias irregularidades en algunas decisiones tomadas por la anterior administración del Fondo Nacional de Desarrollo Pesquero (FONDEPES), de las que habría tenido conocimiento el viceministro de Pesquería, Alfonso Miranda Eyzaguirre. Con un simple acuerdo del directorio, Fondepes entregó una importante suma de dinero y bienes provenientes de la cooperación europea a varias instituciones. A la Caja Municipal de Ahorro y Crédito de Piura se le entregó en fideicomiso, aproximadamente, 780 mil dólares y a la Asociación Civil Prodepesca un camión de baranda, un tractor y una ferretería marina, entre otros bienes”.

Bajo el subtítulo de A río revuelto, Ofidio consigna: “Ojo que Prodepesca fue creada ex profeso por el actual viceministro de Pesquería, Alfonso Miranda Eyzaguirre, por Carlos Lazarte Hoyle, ex presidente de Fondepes y quien continúa como director, por el entonces ministro de la Producción, Alfonso Velásquez, y el presidente de Imarpe, Hugo Arévalo, entre otros. Para que el acuerdo del directorio por el cual se transferían el dinero y los bienes tuviera valor legal era necesario firmar convenios con la Caja Municipal de Ahorro y Crédito de Piura y la asociación civil Prodepesca, pero ¡nunca se elaboraron ni firmaron! ¡Y aún así se les entregó todo!”.

Lo que no informa La República es quién era el director ejecutivo de Fondepes: ¡nada más y nada menos que el ingeniero Abel Hermoza Jerí, quien se desempeña actualmente como gerente general en Devida, llevado por su amigo y colega, vendedor de calaminas en eternit, Rómulo Pizarro Tomasio.

En efecto, en la Resolución del Consejo Directivo No. 004-2006-Fondepes-CD del 31-8-2006, en su artículo 1 se dice: “Aceptar la renuncia formulada por el ingeniero Abel Edgardo Hermoza Jerí al cargo de Director Ejecutivo del Fondo Nacional de Desarrollo Pesquero, FONDEPES, dándosele las gracias por los servicios prestados”, firma Juan Rebaza Carpio, presidente y ya era ministro de la Producción Rafael Rey que lo expectoró con loable rapidez más que súper-sónica.

Con sorprendente mecánica burocrática, en resolución No. 049-2006-DV-PE de fecha 14-9-2006 y firmada por Rómulo Pizarro Tomasio, como presidente ejecutivo de DEVIDA, en su artículo 2do. se dice: “Designar, a partir del 15 de setiembre del 2006, al ingeniero Abel Edgardo Hermoza Jerí en el cargo de gerente general de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas-DEVIDA, cargo de confianza, de acuerdo a lo expuesto en la parte considerativa de la presente Resolución”. ¡A quien Dios le la dio, San Rómulo se la bendiga!

Pintan pajaritos al Congreso

El señor Rómulo Pizarro, “asesorado” por su colega en calaminas eternit, Abel Hermoza Jerí, informó al Congreso sobre diálogos con agricultores para la búsqueda de cultivos alternativos a la hoja de coca. Pero como es fácil colegir, esto denota una absoluta y descarada ignorancia sobre el tema a su cargo. Lo que sí se puede hacer con mayor propiedad es una política de desarrollo rural complementada con desarrollo agrario (comprende actividades pecuarias, agrícolas, forestales y acuícolas), la activación de economías conexas, al alimón con el ministerio de Agricultura y una Comisión Multisectorial con poder de decisión.

¿De qué hablaba el señor Pizarro ante la representación nacional? ¿Tiene idea, siquiera, cuáles son los mercados para los cultivos que quiere promover, conoce los montos mínimos de inversión, nivel de rendimiento, rentabilidad, precios en el mercado actual y futuro, cómo se financiará a los agricultores que deseen sembrar otros cultivos, qué tipos de agro hay? Preguntas diversas todas que no abordó en su presentación el funcionario aludido y asesorado por una autoridad como la del ingeniero Abel Hermoza.

Industrializar la hoja de coca

Dijo Pizarro que había solicitado al Instituto Nacional de Investigación Agraria el estudio destinado a la industrialización de la hoja de coca. Pero, es pertinente, decirle al presidente de Devida que sobre esto hay cientos de tratados. Y aunque toda la hoja de coca se industrializara no hay mercados en suficiente magnitud rentable que compren esos productos. ¿Toma, por ejemplo Pizarro, mate de coca? En realidad la organización se llama Instituto Nacional de Investigación y Extensión Agraria, INIEA. Y, sin embargo, la variedad de productos es importante: licor de coca; bebidas energizantes; frotación de coca; cápsulas de coca; coca sour; keke de coca; galletas de coca; pan serrano de coca; ocopa conocida como ococa y mucho más. ¿Sabrá algo de esto el señor Pizarro?

Descubriendo la pólvora

Ante los boquiabiertos parlamentarios, Rómulo Pizarro, informó que su institución elaboraría un estudio de los suelos de las zonas cocaleras para indagar qué tipos de productos puédense cultivar en reemplazo de las plantaciones de coca”. Pero todo indica que este es un conocimiento más bien elemental. De repente Pizarro tiene la convicción que los legiferantes son nulidades totales.

Pura cháchara

Confirmó también Pizarro, ante los doblemente impresionados legisladores, que Devida había entrado en un proceso de reestructuración, con el objetivo de convertirse en el ente rector de la lucha contra el consumo, producción y tráfico ilícito de drogas y se quejó de haber recibido un organismo deficiente, sin recursos y desarticulado de los demás sectores, hasta aventuró la idea de cambiar el nombre. Me permito sugerir uno: De-Vivos.

Para este efecto se llevó al controvertido asesor, amigo y colega en eternit –ya es categoría sociológica-, Abel Hermoza Jerí, con denuncias por irregularidades de vieja data. Sin embargo, hay un hecho que Pizarro no mencionó ni por casualidad.

Devida está como está por responsabilidad directa del gobierno del señor Alejandro Toledo, en el cual Rómulo Pizarro Tomasio, actuó como asesor en la sombra de diversos ministerios y culminó sus labores como ministro del Interior. ¿Qué hizo entonces para mejorar DEVIDA? ¿Por causa de qué no articuló acciones entre el Proyecto Corah (Control y Reducción de Cultivos de Coca en el Alto Huallaga) y DEVIDA? ¿Acaso no es cierto que tenía una asesora, la abogada Francesca Sin Joc Pacheco, que además de ser representante comercial de Maquinarias S.A., fue directora de ENACO y que ahora sigue a su lado en puesto importante? ¿Con qué autoridad moral denuncia lo mal que está, según él, DEVIDA?

Insisto ¿DEVIDA o De Vivos?

¿Sabrá, siquiera por inercia o curiosidad, Abel Hermoza Jerí, qué ocurrirá cuando se aplique el TLC con Gringolandia, con los pequeños y pobres agricultores de maíz amarillo duro de sierra y selva?

Es hasta posible que se trasladen masivamente a la selva ¡a sembrar hoja de coca!

¿Tendrá conocimiento de cuántos son los productores y el número de familias y cuántas hectáreas las, también, afectadas?

Volviendo a Pizarro, ¿qué hizo cuando era ministro del Interior contra el Cartel de Tijuana? ¿Hubo política de interdicción? ¿Sabrá, acaso que la Unidad de Inteligencia Financiera del ministerio de Justicia, se le quitaron recursos de una manera escandalosa durante el gobierno pasado en que era ministro?

Pizarro debía olvidar sus sueños de opio de echar, por los medios posibles e imposibles, del ministerio del Interior a Pilar Mazzetti para colocarse él y desembarazarse de vivos e inútiles como incapaces en su importante cargo. Y si no le da la tutuma, largarse a su casa. ¿Hasta cuándo protegerá a Abel Hermoza Jerí, de comprobada y supina ignorancia en los temas que atañen a DEVIDA?

El dinero que el pueblo paga a sus funcionarios no puede ser tirado a la basura en burócratas incompetentes, faltos de cualquier motivación patriótica o concepción geopolítica de acuerdo al conocimiento que Perú es el segundo productor mundial de cocaína y que tiene que haber una estrategia regional andina, integral y absolutamente coordinada con otros sectores del gobierno. Pero no puede el señor Pizarro repetir monsergas que están en Internet o en cualquier material transcrito de libros clásicos que jamás ha leído, ni él ni, por supuesto, sus allegados más cercanos.

Debe constituir una experiencia munificente y aleccionadora saber si son convocados por la Comisión Agraria del Congreso, los dos capitostes de vida, los expertos en venta de calaminas eternit, Rómulo Pizarro y Abel Hermoza, para que den su versión sobre la “política” anti-hoja de coca. ¿Qué saben los burros de alfajores? reza la sentencia popular.

¿Seguirá el gobierno del señor Alan García confiando en unos notorios ineptos para esta labor?

¡Atentos a la historia; las tribunas aplauden lo que suena bien!

¡Ataquemos al poder; el gobierno lo tiene cualquiera!

¡Hay que romper el pacto infame y tácito de hablar a media voz!

hcmujica.blogspot.com Skype: hmujica