El 17 de febrero de 1999, el diputado Jaime Hurtado, su suplente Pablo Tapia y su asistente Wellington Borja Nazareno fueron asesinados a tiros en las inmediaciones del Congreso y a pocos pasos de Corte Suprema de Justicia. Dos días después, la policía determinó que Ponce junto a Fernando Aguirre y Sergei Merino fueron cómplices de los autores materiales del crimen, de quienes solo se conocía sus apelativos: Vittorino y Milanta. Según la versión oficial otorgada por la policía en aquella durante el gobierno de Jamil Mahuad, la orden del asesinato provino de paramilitares colombianos que aseguraban que el legislador izquierdista colaboraba con guerrilleros de ese país. En el 2005, Freddy Contreras, alias Vittorino, fue señalado como uno de los responsables del crimen y condenado a 16 años de prisión por un juez de la Corte Superior de Quito, con este dictamen se pretendía dejar cerrado el caso. Sin embargo, el Movimiento Popular Democrático, (partido del cual fue fundador y dirigente Jaime Hurtado), sus familiares y los abogados que siguieron el caso rechazaron la versión y el dictamen y lo calificaron como un crímen de Estado. Al respecto, Ciro Guzmán director del Movimiento Popular Democrático señaló “Nosotros rechazamos el informe y señalamos que esa era una cortina de humo para tapar un crimen de Estado’, pues antes de su muerte, Jaime estudiaba un caso de narcotráfico. Teníamos indicios de que había una especie de mafia con intereses en el narcotráfico y el núcleo de ese grupo resultaba ser la familia Cevallos Balda. Medardo Cevallos Balda fue embajador de Ecuador en México en el gobierno de Jamil Mahuad’, Por otro lado, Lenin Rosero, integrante la Comisión de Investigación del Crímen de Jaime Hurtado, señaló que Ponce ’fue quien permitió la compra de las armas con las cuáles los asesinos dispararon y participó en el seguimiento que se hizo a la víctima’ para conocer sus actividades. Cristian Ponce, Sergei Merino y Fernando Aguirre estuvieron detenidos durante un año luego de lo cual salieron en libertad acogiéndose a una disposición legal que permite su liberación tras permanecer ese lapso de tiempo sin sentencia, luego de ello abandonaron el país. Ante la detención de Cristian Ponce, tanto la directiva nacional del MPD, su hijo Lenin Hurtado ha reclamado a las autoridades judiciales del Ecuador para que a través de la cancillería se tramite su extradición. La Ministra de Relaciones Exteriores del Ecuador ha señalado que no habrá impunidad frente a este crimen y por su lado el embajador de Ecuador en Washington, Luís Gallegos, ha señalado que solicitará la deportación de Ponce para que pueda ser juzgado en el país.

Jaime Hurtado González, Líder de la izquierda revolucionaria.

Nació en la población de Malimpia, provincia de Esmeraldas, a los diez años inicio sus estudios escolares; ya en el colegio “5 de agosto” gaño su primera beca para terminara su bachillerato en el colegio “Eloy Alfaro”, allí fue uno de sus mejores estudiantes y se destacó como deportista, representó a la provincia del Guayas en varias oportunidades, fue campeón de salto triple, jabalina y lanzamiento de disco, 110 metros vallas y 1 500 metros planos, jugó para los equipos Atletic y EMELEC. Su ingreso a la Universidad de Guayaquil, en la carrera de derecho es el inicio de una intensa y nunca acabada actividad política revolucionaria. Los debates, la luchas, la afirmación de sus convicciones revolucionarias, el liderazgo estudiantil son aspectos destacados de su vida universitaria. La experiencia y los conocimientos políticos alcanzados en la lucha contra tres dictaduras le sirvieron para que se convirtiera en uno de los propulsores para la construcción del Movimiento Popular Democrático que se funda el 17 de marzo de 1978, en la primera convención nacional, que juntó a miles de trabajadores, campesinos, maestros y estudiantes que dieron origen a uno de los más sólidos y firmes partidos de izquierda de Ecuador. Jaime Hurtado fue candidato a la vicepresidencia de la republica en el año 1978, en binomio como Camilo Mena, una maniobra de la burguesía impide que participen. En 1979 Jaime Hurtado es elegido Diputado Nacional y se convierte en el primer diputado negro en integrar el parlamento ecuatoriano, cargo que lo ocupa hasta 1984. El incasable accionar político de Jaime lo llevaron por varias ocasiones a ejercer la dirección nacional del MPD, de cual fue parte en distintos niveles. Fue candidato varias veces a Presidencia de al República, en el año 1984 alcanzó el cuarto lugar, en el año 1988 fue nuevamente candidato por el Frente Unido de Izquierda, del cual no solo fue su candidato a la Presidencia, sino uno de sus principales gestores. En 1998 vuelve a ser elegido diputado en la que realiza una seria y documentada campaña contra las inmoralidades en el Congreso, investiga varios casos de corrupción, de negociados y abusos de la burguesía pro imperialista. No cabe duda que esa actitud inquebrantable e irreductible de un líder comprometido por siempre con los intereses del pueblo y del país, de una personalidad política tan recia que constituía un referente de lo que es la izquierda revolucionaria en el país, constituía un peligro para todos aquellos que temían verse denunciados y señalados. No cabe duda que un Estado y un gobierno comprometidos con el inmisericorde saqueo de nuestros recursos naturales, con la explotación y opresión de nuestros trabajadores y pueblos tienen responsabilidad en este crimen. Ha quedado claro en la investigaciones que le seguimiento fue realizado desde las misma oficinas parlamentarias, la orden misma de asesinato fue trasmitida por el sicario, desde las mismas oficinas, aunque el triple asesinato fue a mediodía, a 20 metros de la Corte Suprema de Justicia, inexplicablemente desaparecieron los miembros de la policía que vigilan esa dependencia. Durante todos estos años desde aquel 17 de febrero de 1999, sus compañeros, los trabajadores y el pueblo rememoran la figura de uno de los líderes revolucionarios más trascendentes del Ecuador.