La pseudo-reportera del noticiero Primera Edición de Canal 4, “pregunta” a una comerciante desalojada de Santa Anita: “¿va a volver a su pueblo?”. La empresaria popular, que eso son aquellos hombres y mujeres que estuvieron en esa zona y ya no están, respondió azorada por la agresión y dio su negativa. Los compatricios de Santa Anita son peruanos, pero algún tristísimo y mediocre jefe o jefa de redacción envía a su también muy triste aprendiz de periodismo, a inquirir una desfachatez. ¡El periodismo no es soplonaje ni racismo!

Otra comerciante fue seguida hasta el paradero en que habitualmente toma la movilidad que le lleva a casa. Luego el camarógrafo, que también recibe órdenes, enfoca la vivienda y, para placer de todos los cacos, muchos de los cuales también ven televisión en busca de “clientes objetivos” se apercibe que hay viruta. La pseudo-reportera pretende comunicar al público que el ex inquilino de Santa Anita no es un menesteroso y sucio marginal que “ofendía” con su presencia un mandato judicial sino que es un rico embozado y disfrazado de humilde. ¿Qué ocurrirá mañana si aquél, visto en cámaras, es raptado o violentado o agredido por malandrines por el único delito de poseer lo que todos aspiran, una casa donde habitar?

Nótese que la cuadrilla que se precia de ser avanzada periodística de un matutino de prestigio con personas de la talla de Federico Salazar y Verónica Linares, con vasta experiencia, hace lo que no puede hacer la policía ¡y sin mandato judicial! ¿Por causa de qué persiguen a los empresarios populares y les exponen de este modo tan irresponsable y criminal?

Verifícase en la joven que hacía –o pretendía- hacer “preguntas”, un sentimiento soterrado despreciativo e injustificable. ¿Por causa de qué la señora tendría que volver a su pueblo? ¿no es esa una decisión íntima que sólo podría responder a coyunturas ajenas a cualquier programa televisivo o decisión judicial, comercial o política? La verdad es que para la pseudo-reportera –que debería ser echada sin miramientos de ese espacio noticioso- los comerciantes son apestados y quechuahablantes que deben volver a sus lugares de origen porque en la capital no encuentran su destino. La pregunta es inequívoca y terminante y la respuesta que esperaba la ignara es desopilante. Parece olvidar que esta gente, compatricia tan o mas peruana que todos los impostados o peruanos bamba, ha batallado y peleado centímetro a centímetro por lograr cuanto tiene. Si entre ellos hay hampones, eso no sería raro porque la casta abunda en la sociedad peruana, de arriba a abajo, con la diferencia que a los de arriba se les dice señores y a los de abajo se los engrilleta y apalea inmisericordemente. Y unos son tan ladrones como los otros.

¿Es esta la televisión democrática de la que se “enorgullecen” los dueños de canales? Si un evento es silenciado en la televisión, entonces, oficialmente, no existe. Hay ministras, caso puntual de Verónica –la de los US$ 5 millones- Zavala, cuyas travesuras con dinero del pueblo, han sido encontradas como irregulares y pasibles de acusación penal, pero ella sigue en el titularato de Transportes como si nada pasara y la prensa ¡bien gracias! ¡no dice nada! Cierto que normal que los cacos sean líderes y ocupen puestos de alta responsabilidad. Pero, si se trata de empresarios populares, comerciantes y, peor si su origen es provinciano, entonces se les trata como ciudadanos de tercera o cuarta categoría, como a apestados, como a sub-humanos. ¡Qué estulticia la ambiente!

El periodismo no puede ser soplonaje rastrero que expone a la ciudadanía impunemente y tampoco arma racista que destaca el folklore o la dinámica vernacular o la del pueblo y su ritmo chicha ¡sólo cuando uno de sus exponentes sufre muerte trágica! Si no es así, entonces, simple y llanamente ¡no existen! Bien harían los del Canal 4 en botar a los ineptos que mandan preguntar barbaridades. ¡Un espectáculo degradante!

¡Atentos a la historia; las tribunas aplauden lo que suena bien!

¡Ataquemos al poder; el gobierno lo tiene cualquiera!

¡Hay que romper el pacto infame y tácito de hablar a media voz!

¡Sólo el talento salvará al Perú!

Lea www.redvoltaire.net hcmujica.blogspot.com Skype: hmujica