Es en circunstancias como esta, cuando los pilares en que se ha sostenido el país se desmoronan día a día, y queda al descubierto el caos organizado con el que pequeños grupos inescrupulosos lo gobernaron a lo largo de su historia, cuando la voz sensata y sencilla de los pueblos tiene que hacerse presente.

Así, desde la sabiduría que heredamos de nuestros ancestros, desde la voluntad de vivir que nos legó nuestra madre, desde la honradez que la forjamos en el trabajo diario, los hombres y mujeres de este bello Ecuador, los niños y las niñas, los jóvenes de la esperanza y la rebeldía, las familias que somos el centro y origen de la armonía y de los valores,

DECIDIMOS TEJER ENTRE TODAS Y TODOS LA MANTA PARA RECIBIR A LA NUEVA PATRIA:

CON TRAMA Y URDIMBRE LA HACEMOS, SIN DEJAR ESPACIOS VACÍOS POR DONDE OTRA VEZ ENTREN LOS TIRANOS; DE COLORES DE NUESTRA TIERRA LA TEÑIREMOS PARA EVITAR INTROMISIONES Y CON NUESTRAS MANOS LA CUIDAREMOS PARA QUE NADIE NOS LA ARREBATE.

JPEG - 21.7 KB

Por ello desde aquí proclamamos que:

La DIGNIDAD es un principio inmutable e incontrovertible, que alienta nuestras vidas y relaciones y que se encuentra en el interior de cada persona y la defendemos ante los seres humanos de todo el Planeta.

La SOBERANÍA es el principio y derecho fundamental que tienen los pueblos para constituir su Estado, determinar su destino histórico, precautelar su territorio, sus naciones, sus idiomas, su moneda, su alimento, sus culturas, sus recursos naturales, su ecosistema. Principio fundamental cuyo respeto garantiza la coexistencia pacífica entre las naciones y que no se contrapone, sino por el contrario fortalece, la integración y unidad latinoamericana.

La DEMOCRACIA se expresa en la participación permanente del pueblo en la toma de decisiones y no ocasionalmente en los eventos electorales. Que la democracia siempre es perfectible gracias a la inclusión de todos los sectores en todos los espacios de la vida, que la democracia es la libertad de pensar y creer distinto. Que la voz del pueblo y su voluntad son los que deben regir los destinos del país.

Que el Ecuador es un país INTERCULTURAL que cobija a diversos pueblos dueños de diferentes lenguas y culturas y que es esa la real identidad de nuestra Patria.

Que queremos un país donde los hombres y las mujeres tengamos las MISMAS OPORTUNIDADES, los MISMOS DERECHOS y el MISMO RESPETO.

Que amamos y defenderemos el derecho a la vida expresado también en la conservación del AMBIENTE. Que amamos a nuestros montes, a nuestra selva, a nuestros ríos, a nuestro cielo y a nuestro mar. Que recogemos el espíritu de nuestros antepasados y por ello respetamos a las plantas y a los animales, al viento y a la lluvia y al sol. Que creemos que la vida es una sola que se sostiene gracias a cada elemento y ser viviente que está en el planeta.

Y por fin, nos decimos y decimos que todo esto será posible siempre y cuando sean la SOLIDARIDAD, y no la caridad, el RESPETO y no la conmiseración, la CORRESPONSABILIDAD y no la dependencia, los principios que guíen las leyes, los valores con los que crezcan nuestros niños; las actitudes con las que cada uno de nosotros, recibamos al nuevo día.

QUE LA SOMBRA DE LA IGNOMINIA Y LA VERGÜENZA DEL COBARDE ACOMPAÑEN SIEMPRE A QUIENES TRAICIONEN ESTOS PRINCIPIOS, PUES QUEREMOS UNA PATRIA NUEVA, PACÍFICA, JUSTA, DEMOCRÁTICA, LIBRE, SOBERANA, PERO SOBRE TODO FELIZ.

JPEG - 20.4 KB

MARÍA AUGUSTA CALLE, periodista y socióloga, Candidata Nacional a la Asamblea Nacional Constituyente por las LISTAS 35 de Acuerdo PAIS, redactó y leyó los Principios Constituyentes del Pueblo Ecuatoriano, durante la asamblea del Acuerdo Nacional Constituyente realizada en Quito. Ella fue Directora de ALTERCOM e integra su Comité Editorial.