El 13-7, con el oficio PD-097-2007, el presidente del Directorio de Corpac, Aurelio Crovetto Yáñez, se dirige a la ministra de Transportes, Verónica Zavala y subraya como referencia: Proyecto Automatización y Modernización de los Servicios de Tránsito Aéreo-Red de Radares de Vigilancia Aérea. Leamos:

“Tengo el agrado de dirigirme a usted, con relación al Proyecto señalado en la referencia, cuya implantación permitirá mejorar la vigilancia de nuestro espacio aéreo, mediante la instalación y operación de un nuevo Centro de Control y una Red de Radares Secundarios en emplazamientos adecuados del territorio nacional, incrementando de este modo la seguridad de la navegación aérea.

Sobre el particular, informo al Despacho de su cargo que el referido Proyecto, al nivel de Estudio de Factibilidad, a la fecha se encuentra concluido y cuenta con la conformidad de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), debiendo ser remitido en los próximos días a la Oficina General de Planificación y Presupuesto del MTC, para su aprobación y declaración de viabilidad, de acuerdo a las normas que rigen el Sistema Nacional de Inversión Pública.

Es conveniente señalar a usted que en coordinación previa sostenida con el señor Viceministro de Transportes, se expuso la necesidad y conveniencia de que para lograr la mayor transparencia y el normal desarrollo del proceso de adquisición de los sistemas, tal como se considera en el Proyecto aprobado, éste se efectúe a través de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), que es el órgano normativo y especializado en materia de aviación civil y que cuenta con amplia experiencia en adquisiciones similares a nivel mundial.

Asimismo, tomando en cuenta la magnitud de la inversión del Proyecto ascendente a US$ 43’684,876, cuya sustentación económica estaría a cargo de Corpac S.A., tal como se considera en el citado Proyecto, y en reconocimiento a la facultad que tiene la DGAC de gestionar su adquisición a través de la OACI, la cual no dispone Corpac S.A. en la actualidad por restricciones de carácter normativo, se estima conveniente someter a su consideración que el Sector se haga cargo de la ejecución del referido Proyecto, para lo cual agradeceré se sirva comunicarnos la decisión que adopte su despacho sobre el particular.”.

Nótese que el funcionario de Corpac informa a la ministra de una charla que ha sostenido con el viceministro Carlos Puga.

La ministra de Transportes, Verónica Zavala, no contesta. En cambio, sí lo hace, el viceministro Puga, con oficio No. 1115-2007-MTC/02 y con fecha 31-7, en referencia a la carta MTC/Corpac S.A. PD. 097-2007 y, para que no existan dudas, dice: “en atención al documento de la referencia, mediante el cual somete a consideración del Sector la ejecución del Proyecto “Autorización y Modernización de los Servicios de Tránsito Aéreo-Red de Radares de Vigilancia Aérea..... Al respecto, agradeceré remitir el Acuerdo del Directorio que apruebe la modalidad de compra de los radares secundarios, conforme lo solicitado por la Oficina General de Asesoría Jurídica de este Ministerio”.

En buen romance, hasta entonces no había certeza de si el Directorio de Corpac aprobó la modalidad de compra. No hace el viceministro Puga ninguna referencia, como sí la hace el presidente de Corpac, Crovetto Yáñez, a la coordinación previa aludida en la carta primera.

Como para que no quepan dudas de la alta importancia del asunto, nada menos que el 5-7, mediante oficio No. 136-2007-PR, el presidente Alan García y el presidente del Consejo de Ministros, Jorge del Castillo se dirigen a la presidenta del Congreso, Mercedes Cabanillas Bustamante, y le dicen lo siguiente:

“Nos dirigimos a usted, de conformidad con lo dispuesto por el artículo 107 de la Constitución Política del Perú, a fin de someter a consideración del Congreso de la República, con el voto aprobatorio del Consejo de Ministros, el proyecto de Ley que autoriza al Ministerio de Transportes y Comunicaciones a aprobar la suscripción de un convenio de administración de recursos con la Organización de Aviación Civil Internacional para el desarrollo de las actividades que competen a la Dirección General de Aeronáutica Civil”.

Al parecer, por razones desconocidas, Cabanillas Bustamante no tuvo tiempo suficiente de someter al Congreso dicho proyecto de ley.

El 9-8, vía el oficio No. 164-2007-PR, firmado nuevamente por Alan García y Jorge del Castillo, remiten al flamante presidente del Congreso, Luis Gonzales Posada, el siguiente texto:

“Nos dirigimos a usted, de conformidad con lo dispuesto por el artículo 107 de la Constitución Política del Perú, a fin de someter a consideración del Congreso de la República, con el voto aprobatorio del Consejo de Ministros, el poryecto de Ley que autoriza al Ministerio de Transportes y Comunicaciones a ejecutar, por encargo, acciones destinadas a la vigilancia del espacio aéreo correspondientes a las actividades de aeronáutica civil e incremento de la seguridad de la navegación aérea en el marco del convenio con la Organización de Aviación Civil Internacional”.

El proyecto dice a la letra:

“Artículo 1. Objeto de la ley

Autorícese al Ministerio de Transportes y Comunicaciones para que en el marco del Convenio de Administración de Recursos que suscriba con la Organización de Aviación Civil Internacional-OACI, pueda ejecutar por encargo de las entidades correspondientes a las actividades de Aeronáutica Civil e incremento de la seguridad de la navegación aérea, con cargo a los recursos presupuestarios de la entidad encargante.

Artículo 2.- Adquisiciones y contrataciones en el marco del Convenio de Administración de Recursos

Las adquisiciones y contrataciones que se realicen en el marco del Convenio de las Administración de Recursos con la Organización de Aviación Civil Internacional-OACI se regirán por las disposiciones eestablecidas en las normas y directivas en materia de contrataciones y adquisiciones de dicha organización”.

Algunas curiosidades que merecen cuestionamiento:

¿El directorio de Corpac autorizó, alguna vez, la modalidad de compra que el viceministro Puga demanda del presidente Crovetto Yáñez?

En pocas semanas, tanto el jefe de Estado como su primer ministro, Alan García y Jorge del Castillo, respectivamente, firman dos proyectos de ley muy similares que involucran al MTC, DGAC, OACI y Corpac. El primero de estos, por alguna razón no dada a la publicidad, no funcionó o no encontró eco. De tal suerte que se hizo perentoria la necesidad insistente, ya con otro titular del Congreso. Es también desconocido si la segunda propuesta tuvo éxito o ya está en alguna Comisión. Ciertamente, el tenor de las solicitudes fueron calificadas como “urgentes”.

¿Cómo así el presidente de Corpac, se entiende (su carta lo informa a la ministra) con el viceministro y éste le responde requiriendo un respaldo institucional a su petición oficial? ¿es lícito en la administración pública que los subalternos hagan acuerdos que luego informan a los superiores para que se enteren? ¿Es, además, común que la titular del portafolio no conteste y en cambio sí lo haga, el viceministro?

¿Cuántas cotizaciones se han hecho sobre el total del Proyecto “Autorización y Modernización de los Servicios de Tránsito Aéreo-Red de Radares de Vigilancia Aérea que cuesta, dicen los textos oficiales, la suma de US$ US$ 43’684,876. Según asombradas estimaciones que circulan en la propia Corpac, un equipamiento con esas características, no llegaría a los ¡US$ 30 millones! ¿No es lícita la curiosidad de la opinión pública sobre el uso de recursos públicos en momentos en que la farra de robos pareciera poner en tela de juicio TODAS las adquisiciones estatales, así sean por interpósita organización de cuyos pergaminos no hay duda alguna?

¡Atentos a la historia; las tribunas aplauden lo que suena bien!

¡Ataquemos al poder; el gobierno lo tiene cualquiera!

¡Hay que romper el pacto infame y tácito de hablar a media voz!

¡Sólo el talento salvará al Perú!

Lea www.redvoltaire.net hcmujica.blogspot.com Skype: hmujica