En los últimos siete días, las apariciones en televisión del traidorzuelo barato Fabián Novak Talavera y ayer domingo en el diario de la antipatria, El Comercio, no son una casualidad. Obedecen a un supuesto canje de influencias que propendería a que este individuo forme parte de la Comisión de La Haya que dice liderar su amigote, Allan Wagner Tizón, el despropósito tiene nombre y apellido y un beneficiado: Chile.

Leamos algo de las lindezas que contra Perú ha perpetrado el badulaque de marras:

“En un artículo de reciente aparición en el periódico El Mercurio de Chile, el jurista chileno Hernán Salinas Burgos sostiene que la frontera terrestre entre Perú y Chile no culmina en el Punto Concordia, sino en el Hito 1 tierra adentro. Para reforzar su tesis cita un libro elaborado conjuntamente por el actual viceministro de Defensa, Fabián Novak, y por el abogado Luis García-Corrochano.

En tal texto, Derecho Internacional Público Tomo II”, publicado por el Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad Católica el año 2001, ambos autores publicaron –a decir de Salinas Burgos- que la línea de frontera culmina en el “hito Concordia”, citando luego unas coordenadas geográficas que corresponden a las del mojón pero no al punto de orilla del mar.

“(Novak y García Corrochano) señalan que la línea de frontera, de acuerdo al Tratado de 1929, termina en la orilla del Océano Pacífico en el hito Concordia (18º 21’ 03’’ S)…que corresponde a las coordenadas geográficas donde se ubica el Hito 1 establecido en el Acta de 1930”, sostiene el abogado chileno en su artículo del pasado 28 de abril.” Hasta aquí la cita textual.

Lo que es inequívoco deducir, de manera contundente e incontestable es que el viceministro Fabián Novak Talavera es fuente de argumentación, tesis y sustento “jurídico” para Chile, en modo alguno para el Perú. En buen romance, hay que preguntar: ¿qué espera el gobierno para licenciar, es decir, renunciar, de inmediato a este funcionario sobre quien pesan sospechas muy serias de su nulo apego a la patria, a su historia y a cualquier tradición, presente o pasada? ¿Cómo se explica que en más de una oportunidad, frente a cuestionamientos muy serios expresados por la opinión pública, el titular del portafolio, Allan Wagner Tizón, haya dicho que Novak tenía toda su confianza? ¿Es Wagner también partidario de estas prácticas controvertidas por decir lo menos?

Me dijo, semanas atrás, un ministro, refiriéndose a Novak: “es de primera”. De repente lo es. No tengo dudas sobre la idoneidad del burócrata que transmitió este comentario. Pero, Novak ha demostrado hasta la saciedad que sus intereses no están en Perú. En 1999 concedió graciosamente el curso de acción chileno en Arica y por eso el país del sur le otorgó una distinción que él mismo se encargó de hacer notoria porque la consignó en el libro que escribió sobre aquella infausta acción proditora de la diplomacia peruana. Ningún Congreso se ha atrevido a ratificar aquella desdorosa traición a la patria y que denuncié con nombres y apellidos en mayo del 2005 sin, hasta hoy, refutación alguna de sus protagonistas, todos vivos.

Puestos frente a las circunstancias ¿qué deberían de hacer las instancias políticas si el Ejecutivo no actúa? El Congreso tiene el designio claro de proteger la integridad patria vía la honorabilidad y adhesión incondicional de sus servidores. Los ministros, presidente, parlamentarios y burócratas, son simples funcionarios del Estado al cual están obligados a honrar y dignificar. Este caso empieza a nublar su horizonte porque aquél, Fabián Novak Talavera, es claramente un sospechoso no idóneo para el delicado cargo que dice ejercer. ¿Quién puede afirmar que lo hace por el Perú? Pero lo citan intelectuales chilenos para fundamentar la posición austral.” (¡Novak a su casa! 2-5-2007 hmr).

El equipo diplomático de Chile para La Haya cuenta con una funcionaria de larguísima experiencia: María Teresa Infante Caffi. No ha mucho que ella impulsó el tema, desestimado por el Tribunal Constitucional de Santiago, en torno a la Región Arica-Parinacota que constituyó violación flagrante del Tratado con Perú de 1929. Pero, la misma embajadora Infante hizo buenas migas con traidorzuelo de hojalata Novak. ¿Qué ocurrió entonces, en noviembre de 1999? Dejemos que él mismo hable, como consignó en las solapas de su libro-crónica-tapadera Las conversaciones entre Perú y Chile para la Ejecución del Tratado de 1929:

“... y condecorado por el Gobierno Chileno con la “Orden Bernardo O’Higgins”, en el grado de Gran Cruz, como reconocimiento a su participación como Negociador Peruano en el Proceso de Conversaciones entre el Perú y Chile, que concluyó con la suscripción del Acta de Ejecución del 13 de noviembre de 1999”.

¡A Novak lo premiaron por la traición cometida por una banda de apátridas en ese año infausto! ¿Se repiten los personajes y vamos camino, otra vez, a las acciones contra Perú, consentidas por una opinión pública acrítica, ignorante, envilecida hasta el tuétano y con medios de comunicación cómplices y comprados al gramo de su nulo valor moral?

Si hay algo que debe Perú exigir a Novak y García Corrochano, es que ¡se retracten de sus escritos contra la posición del Perú, que retiren públicamente esas páginas y así evitamos que los abogados de la otra parte, nos pongan en el vergonzoso disparadero de tener que admitir que hay “peruanos” que opinan contra el país y sus 28 millones de habitantes! En lugar de honores, merecen escupitajos estos miserables. ¡Estos intelectuales a la Carta trabajan según quien pague!

Dijo González Prada de El Comercio:

“El Comercio tiene el espíritu serio del asno que no pudiendo desarmarnos con un chiste ni con una sonrisa irónica nos ensordece con un rebuzno y nos derriba de una coz; posee el genio práctico, del gorrino que se instala en el mejor sitio del comedero, quiere engullir la ración ajena después de engullirse la propia y gruñe o muerde al primero que se le aproxima.....En El Comercio se ve la marcha ascendente del crimen: ayer mancharon honras con la difamación y calumnia; hoy quieren suprimir vidas con el palo: ¿usarán mañana el veneno, el puñal y la dinamita? Son una amenaza pública. Los antiguos romanos tenían la costumbre de poner en la puerta de sus casas un letrero que decía cave canem, cuidado con el perro; los peruanos debemos escribir en todas las paredes de las calles: "Ojo al asesino", "Cuidado con El Comercio.

El Comercio es el mal caballero abrumado por la reprobación general, es el reo condenado por la opinión pública: dejémosle revolcarse en el despecho y la rabia, emponzoñarse con su propio veneno. Ya no conviene insultarle ni denigrarle, porque al cubrirle de lodo se le hace el bien de disimularle la sangre. Rojo debe quedar para infundir el horror y el desprecio en todas las gentes honradas.”

¡Y no faltó razón a don Manuel, porque ahora da pruebas, el diario y sus satélites mediáticos, de su desapego reprobable con el Perú promocionando a un miserable cuya foja de servicios es un largo rosario de traiciones a la patria.

Los trueques y trapisondas son pan y menú diarios. ¿Podrá el país aguantar sin enfermarse hasta el vómito que otra vez traidorzuelo barato Fabián Novak Talavera, ocupe un puesto público, sabiéndosele sus máculas y debilidades culpables, sólo porque tiene el padrinazgo, torpe, miope, chilenófilo, del portapliegos de dos metros, ese que firmó un acta para “reescribir” la historia con el país del sur? ¡Abominable!

¡Atentos a la historia; las tribunas aplauden lo que suena bien!

¡Ataquemos al poder; el gobierno lo tiene cualquiera!

¡Rompamos el pacto infame y tácito de hablar a media voz!

¡Sólo el talento salvará al Perú!

Lea voltairenet.org/es hcmujica.blogspot.com Skype: hmujica