¡Excelente análisis, el publicado en “En Marcha” y difundido por Alejandro y Tonantzin!

Estoy de acuerdo con el análisis militante hecho: la izquierda revolucionaria experimentó un gran salto dialéctico, de calidad y cantidad, un salto político adelante, en medio de este complejísimo proceso de cambios que vivimos los pueblos del ecuador.

En efecto, sostengo que el Movimiento Popular Democrático, MPD, se afirma en el actual proceso político, social y electoral, como la fuerza política más consecuente, militante y organizada de todas las corrientes de izquierda en el Ecuador, no solo la corriente revolucionaria ecuatoriana, sino de entre todas las corrientes.

La correcta apreciación política de la etapa, la fase y el momento que vivimos, la correcta estrategia política aplicada, las correctas metodologías para cada momento, han dado sus frutos, compañeros queridos del partido y del MPD.

Entrego mi emocionado abrazo de simpatía militante, reconocimiento fraterno y respeto profundo y solidario a los compas Jorge (Escala), Gustavo (Terán), a mi siempre admirada Natasha (Rojas), Ciro (Guzmán), Edgar (Isch), Geovanni (Atarihuana), Lucho (Villacís), y a tantos otros compas del MPD, del PCMLE, del Frente Popular, de la FESE, de las organizaciones populares construidas a pulso por tantos compañeros y compañeras que honran a la izquierda ecuatoriana, que han mantenido sus principios firmes y han desarrollado con suma inteligencia y consecuente combatividad en estos dos años intensos, la línea política más correcta de toda la izquierda ecuatoriana.

Mi abrazo de sincero aprecio a toda la militancia revolucionaria del MPD y del PCMLE.

¡Alguien debía sacar la cara por lo más consciente, consecuente y radical de nuestros pueblos!

¿Dónde (dónde carajo) quedaron las campañas mediáticas y los presagios consabidos de los agoreros de la extrema derecha, del centro y la izquierda light, que anunciaron una "tragedia" electoral al MPD? Ellos, los medios, la extrema derecha, y la izquierda ’light’ sectaria y miope ante este proceso abierto en ecuador y el continente, fueron los que perdieron el domingo 26 de abril.

El ejemplo de Jaime (hurtado) y sus compañeros acribillados, la semilla fructificada de Milton Reyes, de Rosita Paredes y de todos los mártires de la lucha popular mantenida con su tenacidad y esfuerzo por cada uno de ustedes, del MPD, del PCMLE, y de sus organizaciones populares; hoy es la única esperanza, óiganme bien compas, la única esperanza orgánica, movilizada y organizada de que este proceso de cambios en el Ecuador no fracase, no se detenga, no retroceda, para que lleguemos a buen puerto, para que nuestro pueblo llegue a la victoria, profundizando los cambios a donde deben ir.

¡Avanti, compas!, ¡qué hermosa lección de dignidad y humildad han dado a toda la izquierda del continente!

Nada humano nos es ajeno, APDH