Más del 90% de los estudiantes de la Universidad Central del Ecuador, Sede Santa Cruz, se acreditaron para participar en el Primer Congreso Provincial de la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador, FEUE, que se realizó el 15 de julio en el Auditorio del Colegio Nacional Galápagos.

El evento cobró relevancia por el contexto político en que se debate la nueva Ley de Universidades: un ambiente de posiciones contrapuestas entre el Ejecutivo y la comunidad universitaria, especialmente los estudiantes.

Mientras que el Gobierno impulsa elementos que deforman los principios constitucionales de la gratuidad en la educación (un sistema de ingreso elitista y un sistema de becas que, según su lógica, premia la “excelencia académica), otorga presupuestos que no se corresponden con la realidad y atenta contra la autonomía; los estudiantes de la FEUE continúan su lucha por contar con una verdadera gratuidad en la educación (en la cual el pago de aranceles diferenciados, el cobro de matrículas y otros aspectos sean eliminados totalmente); por tener una universidad de libre acceso, democrática, abierta a los pueblos del Ecuador sin restricciones; por tener un presupuesto digno que permita un desarrollo académico y científico de alto nivel; y por que se respete la autonomía, derecho histórico que no puede ser vulnerado de un plumazo.

En este ambiente de disyuntivas políticas se efectúo el Primer Congreso Provincial de la FEUE - Galápagos, en que debatió, con criterio, los temas antes expuestos y también otros, en seis mesas de trabajo: El Ecuador y la marcha del proyecto de cambio; La crisis actual del capitalismo y la reanimación del movimiento estudiantil internacional; Los derechos humanos y el movimiento estudiantil: el derecho de la libre expresión; La universidad ecuatoriana en el contexto social y su lucha por la emancipación; La juventud universitaria y la crisis ambiental; y los jóvenes y la cultura nacional.

“El Congreso fue muy positivo: por la mayoritaria y entusiasta participación de los estudiantes, y por el nivel de discusión alcanzado, que nuevamente golpea, derrota, a posiciones neoliberales y posmodernistas, que pretenden incidir para forjar una juventud apática, apolítica, sin criterio ni conciencia social”, manifestó el dirigente estudiantil Sebastián Cevallos.

Uno de los temas más debatidos y que más interés provocó fue el referente a la conservación ambiental y el papel que deben jugar los estudiantes universitarios en este sentido: al ser Galápagos uno de los tesoros naturales del planeta, la concientización ecológica es fundamental.

Para ello, los estudiantes plantean reformar la Ley Especial de Galápagos, para que se busque un equilibrio razonable entre el desarrollo social y la conservación ambiental, y también para que reforme el sistema de turismo por cupos, en el cual los mayores beneficiarios son las empresas turística privadas, que no dejan ganancias a la población del archipiélago.

Los universitarios, en este mismo tema, concentrarán sus esfuerzos para presentar programas pilotos de conservación ambiental y biológica en todas las áreas.

Este Congreso sirvió, también, para fortalecer cada uno de los estamentos que conforman la Universidad Central en Galápagos, en este caso el de los estudiantes: “Desde hace siete años estamos en Santa Cruz formando profesionales con alto nivel académico y comprometidos con un desarrollo social solidario; hoy, como parte de la Facultad de Filosofía, Letras y Ciencias de la Educación, contamos con las carreras de Turismo Ecológico, Informática, Hotelería, Comercio y Administración, Plurilingue y Comercio y Administración”, señala Franklin Ortega, coordinador de la Sede.

El accionar político de los universitarios debe incrementarse Angel Placencia, dirigente de la FEUE – Galápagos, considera que, hoy más que nunca, los estudiantes de Santa Cruz deben estar unidos para incidir en los derechos colectivos y educativos del Archipiélago, desde una visión democrática y progresista: “Una de nuestras primeras acciones fue respaldar a nuestra organización estudiantil, que ha desempeñado un papel trascendental en la vida política del país, y marchar junto a nuestros compañeros en todo el país para que nuestras propuestas sean tomadas en cuenta en la nueva Ley de Universidades”.