Je, je, je, el narcoparapolítico Álvaro Uribe Vélez, por desgracia Presidente de Colombia, teniendo carne en la casa, sale a buscar un ratón. No, no me miren con ojos de ternero regañado, no me miren con ojos de gallina mirando avión.

No están ni tibios quienes creen que las siete Bases Militares que los gringos quieren instalar en Colombia son para combatir el narcotráfico y el terrorismo.

Más perdido que loco en bicicleta, más perdido que guzarapo en la playa, más ordinario que yogurt de mortadela, más enredao que bola e hilo en pata e pollo, Uribe Vélez camina más que loco nuevo, muriéndose de la risa. Más contento que marrano estrenando lazo al saber que el cuento del Plan Colombia y el negocio de los traficantes de armas va pa largo porque: ¡Agua, candela y culo no se le niega a ninguno! Más falso que una moneda de cuero, más ordinario que darle un beso a la mamá con lengua es este acuerdo con los gringos. Pero santo que caga y mea, el diablo que se lo crea como dice el pueblo: Píntemela a ver y yo le digo cuántos pares son tres moscas, la derecha norteamericana y la derecha colombiana, son uña y mugre.

Sóbense que no hay pomada, tengo un filo, que si me agacho me corto. La situación en la región está que se las pela. Pues nada más que se instalen las bases los gringos dirán: Bueno se me van bajando del bus aquí todos, váyase por la sombrita que estas operaciones son secretas por orden del Pentágono. Estados Unidos, los viste pero no les mantiene, mi’hace el favor y le baja al tonito ¡Sale pa´pintura! Si o pa qué, hay que estar mosca, papá!

Y nosotros, aquí en la lucha, moliendo duro, a pesar de que Barack Obama, Presidente de USA; diga que esas bases son para contribuir a la seguridad de la región. Quien no conozca a los gringos que los compre, a pesar de que la prensa corrupta diga: Pa’qué, pero ese man tiene madera y anden echando pestes a la Unión de Naciones del Sur, diciendo que esa hembra está mas arreglada que muchacha de servicio en domingo.

Yo lo tengo entre ojos a Uribe Vélez pues no me olvido que tuvo tratos con Pablo Escobar Gaviria y los paramilitares. Cuando le descubrieron sus negocios sucios, ese man se puso más picado que muela de gamín.

¡Oiga, sardino! ¿Qué se dice? ¿Usted está miando fuera del tiesto? ¡Ese man está qu’echa chispas! A ese man los Presidentes reunidos en Quito por lo del Bicentenario, lo dejaron mirando pa’entro o le pusieron la piyama de madera o lo pusieron a chupar gladiolo, incluso Cristina Fernandez de Kitchner (esa vieja sí que es guapachosa ), Rafael Correa, Presidente del Ecuador y el Comandante Hugo Chávez.

¿Y vió como la vicecanciller colombiana, Clemencia Forero se hizo la marica y así se quedó, chillando más que un camionado de pollos? Juemadre, juemichica, jueldiablo y todos los juez que usted ha escuchado, quizo salir a plomo de la reunión de la UNASUR, pues le llenaron la barriga de huesitos por andar de patisuelta ¡No me le pegue al perro!, dijo mentalmente refiriéndose a su jefe.

¿Sigue creyendo que la mazamorra es caldo? Ese mico sabe a que palo trepa, es como el hombre mosca, donde se para la caga, así que hay que estar pilas, pues vientos de guerra pueden soplar en Latinoamérica.