No sólo será 20 veces más caro el DNIe (Documento Nacional de Identidad Electrónico) que el DNI común, sino que las carencias y orfandades de esta “maravilla” son de tal orden que bien vale la pena comentarlo:

“Los DNI son también documentos de viaje porque nos permiten, por ejemplo, visitar a todos nuestros países limítrofes sin necesidad de usar un pasaporte, para lo cual el DNI debe cumplir ciertos estándares de la ICAO o OACI | Organización de Aviación Civil International. Actualmente la mayoría de países del mundo está migrando sus pasaportes convencionales a pasaportes electrónicos que tienen en su interior un chip pasivo (no usa ningún tipo de batería). Y funciona de la siguiente manera: un transmisor/receptor envía una señal de radiofrecuencia que recibe el chip mediante una antena que está en el mismo pasaporte y acumula la suficiente energía para emitir una señal de respuesta al trasmisor/receptor con toda la información del ciudadano que contiene el chip, así los ciudadanos pasan por unos puestos de control migratorio automatizado sin necesidad de la intervención de funcionario alguno haciendo el proceso rápido y eficiente.

En el proceso de licitación del DNI electrónico Reniec decidió comprarle a la empresa Oberthur 1.5 millones de DNI con chip de contacto (NO DUAL). Un chip dual sí puede ser leído por dispositivos de contacto como los que leen las tarjetas de crédito con chip y también por dispositivos inalámbricos sin contacto como el de los pasaportes o las tarjetas del METROPOLITANO que usan la misma tecnología RFID (identificación por radiofrecuencia), POR LO TANTO, los nuevos DNI electrónicos no podrán ser leídos ni en el Perú ni en el extranjero por los lectores o gates de control migratorio, entonces, ¿para qué invertir tanto dinero en los nuevos DNIe si no serán compatibles con los controles más comunes?

Adicionalmente, la tecnología a nivel mundial está migrando masivamente del chip de contacto al chip RFID (sin contacto) y en unos años más todos los sistemas de lectura y control serán SIN CONTACTO.” (Opinión enterada de un especialista en la materia).”

No ha mucho, como hemos dicho en reiterados y perseverantes escritos, Reniec convocó a licitación para 7 millones de DNIs por el plazo de 24 meses, 2 años. La pregunta adviene simple y rotunda: ¿para qué, entonces discurrir por la fábrica de DNIe que serán de uso optativo? El público peruano no siempre (casi nunca) decide por calidad o tecnología sino por precio. Si el DNIe es 20 veces más caro, dudosamente tendrá demanda. Y si esto es cierto ¿para qué se está consagrando una barbaridad que va a costarle al contribuyente peruano que no va a usarlo?

No sólo eso. Hemos sido tercos en reiterar algo muy simple: ¿qué clase de herencia tan complicada y por tantos millones de dólares es la que deja el señor Eduardo Ruiz Botto? Nótese que, tal como afirma en su carta dirigida a don Eduardo Ruiz Botto, un funcionario de la impresora oficial de la República Federal de Alemania, la firma española Indra fue la ganadora en uno de los dos procesos y los comentarios son poco halagueños porque aquel germano advierte que los consejos ibéricos fueron malos. Pero aquí nadie quiere darse por enterado. (Léase mayor información: ¿Qué prisas apuradas tiene RENIEC? http://www.voltairenet.org/article1...).

Hay indicios suficientes como para desconfiar de la administración saliente de Reniec. El señor Cucho, jefe provisional de la institución es parte del continuismo, nunca cuestionará el pensamiento-guía de Ruiz Botto, su adorado jefe y mucho menos pondrá en tela de juicio las decisiones que aquél parece haber dado en funciones y hoy jubilado pero, al parecer, vivo, muy vivo. (Léase: Reniec, Ruiz Botto, amigotes y continuismo http://www.voltairenet.org/article1...).

Es hora de auditar ¡qué está ocurriendo en Reniec y si es preciso, poner coto a desmanes que no tienen justificación alguna! ¿Para qué –y con qué prisa- se quiere firmar un contrato millonario para DNIe, si son más caros y a contracorriente de la tecnología moderna y que no servirán gran cosa ni tendrá gran diferencia con el DNI común corriente? ¿puede una institución dilapidar el dinero del contribuyente para satisfacer los acuerdos previos y sospechosos de mandamases hoy cuestionadísimos por la opinión pública que no encuentra respuestas satisfactorias a festivales con dinero ajeno? ¡Es hora de actuar!

¡Atentos a la historia, las tribunas aplauden lo que suena bien!

¡Ataquemos al poder, el gobierno lo tiene cualquiera!

¡Rompamos el pacto infame y tácito de hablar a media voz!

¡Sólo el talento salvará al Perú!

Lea www.voltairenet.org/es hcmujica.blogspot.com Skype: hmujica

Documentos adjuntos