En “la Prensa y la Patria”, Chaneton ahonda en aquello que antes se decía casi en sordina entre “entendidos” respecto del rol y el poder de los medios. Aquello que hoy, no sólo en la Argentina, sino en el mundo ha adquirido forma de debate público, todavía de manera recortada, sesgada, pero indudablemente, trascendiendo el academicismo. En este libro, Chaneton, desnuda cómo la oligarquía ha construido doctrina y adoctrinados desde sus medios de comunicación.

En “Una Revolución es demasiado para un hombre solo”, Chaneton se pone en la piel, en la cabeza y en el sueño libertador de Manuel Dorrego, para acercarnos a él –entre realidad y ficción- a sus pensamientos agitados, y serenos al mismo tiempo, e indomables, de una hora antes de ser fusilado.

Escrito con delicadeza y profundidad filosófica, Chaneton acude al arte de contar como si fuera un remanso el vértigo de grandes ideales enfrentados a una muerte inevitable. Leerlo de un tirón, como nos ha ocurrido a muchos, explica, de alguna manera, cómo un libro, el citado, despierta el deseo de encontrarse con la página siguiente, más que con el final, del que cabe rescatar al Dorrego que nunca pensó en su gloria.

Además de los libros presentados recordamos del mismo autor: “Dios y el Diablo en la tierra del viento”, “Argentina la ambigüedad como destino” y Zainuco, los precursores de la Patagonia Trágica”.

Juan Carlos Chaneton, es periodista, abogado, docente, historiador e investigador. Nació en Neuquén en 1948. A su labor profesional agrega su militancia política y gremial, siendo uno de los compañeros que con su lucha participó activamente de la recuperación del gremio de prensa, enfrentándose a la dictadura militar, instaurada en el país el 24 de marzo de 1976. Es fundador de la Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires y prestigioso colaborador de la Federación Latinoamericana de Periodistas (FELAP).

- Nota publicada en la revista Movimiento Continuo (MC).