JPEG - 10.1 KB

El Reportero Gráfico fue asesinado el 25 de enero de 1997 y desde entonces los trabajadores de prensa, junto con numerosas organizaciones, han luchado por el total esclarecimiento del crimen.

Por esta razón, la UTPBA vuelve a solicitar, como lo viene haciendo a lo largo de estos 14 años, que se cumplan las penas de prisión y reclusión perpetua que se les impuso a los imputados y que fueron ratificadas por distintas instancias judiciales.

Como ha sido denunciado públicamente por nuestra organización, los asesinos de Cabezas lograron obtener su libertad en algunos casos y en otros, prisión domiciliaria, sin que se aplique por parte de la justicia argentina la totalidad de la pena. Incluso como se ha difundido en varios medios del país, dos de los imputados estarían cumpliendo funciones en agencias privadas en Pinamar, lugar donde, justamente, fue asesinado José Luis Cabezas.

Como siempre, la UTPBA ratifica su compromiso inclaudicable con la verdad y la justicia, objetivo que –subrayamos- está asociado a la búsqueda de una sociedad más justa y solidaria. Dijimos y decimos: “La impunidad no será eterna”, aunque se haga esperar como en este caso y en el de Mario Bonino, periodista asesinado en 1993 y cuyos asesinos aún se desconocen porque la investigación nunca dio un solo indicio de sus responsables.

¡Cabezas Presente!

Comisión Directiva de la UTPBA/enero 25/ 2011/Argentina