Publicado hoy en el Boletín Oficial, el decreto 936/2011 señala: “Se prohíben los avisos que promuevan la oferta sexual, con la explícita o implícita referencia a la solicitud de personas destinadas al comercio sexual por cualquier medio, con la finalidad de prevenir el delito de trata de personas con fines de explotación sexual y la paulatina eliminación de las formas de discriminación de las mujeres”.

La trata de personas es una actividad delictiva que genera miles de millones de dólares cada año, sólo superada por el tráfico de drogas y de armas. La Fundación María de los Ángeles, creada por Susana Trimarco, madre de Marita Verón, puntualiza que “cada año, 6 millones de personas son víctimas de la trata de personas. A nivel mundial, se estima que más del 90% de las víctimas de trata son mujeres, niñas y adolescentes explotadas sexualmente”.

Eliminar la publicidad -explícita o encubierta- promotora de mensajes que favorezcan la explotación sexual, es dar un paso más contra un delito de lesa humanidad que hace perder a las mujeres su condición de tal para pasar a un total estado de esclavitud. Es actuar a favor de la real toma de conciencia por parte de hombres y mujeres para terminar con las disparidades de género existentes.

Los y las periodistas, comunicadores y comunicadoras no podemos permanecer ajenos a la difusión publicitaria de uno de los negocios delictivos más rentables en el mundo que degrada a todos los seres humanos a la vez que lleva a otros a ser víctimas, producto de problemas estructurales de sociedades que aún no han resuelto en todos sus términos las desigualdades sociales.

Lidia Fagale Secretaria General

Javier Romero Secr. Derechos Humanos

Judith Rabinovich Secretaria Gremial

Beatriz Chisleanschi Secr. Asuntos Profesionales