JPEG - 61.9 KB
Alcaldía NO puede sabotear la construcción

¡Como lo oye: en Surco hay ordenanzas municipales que se renuevan casi en automático desde hace 4 años y que atentan contra el otorgamiento de Licencias de Construcción! El alcalde, Roberto Gómez Baca, tan diligente cuando se trata de osos panda florales en cruceros y avenidas, tiene que explicar esta enojosa circunstancia.

Hay vecinos que por edad desean vender propiedades o terrenos o porque reciben ofertas interesantes de constructoras pero brota el escollo hasta hoy insalvable: la ordenanza del municipio de Surco no otorgará Licencia de Construcción. Una “explicación” que no explica nada, revela que sólo el burgomaestre de este distrito, Gómez Baca, tiene la clave para desentrañar el misterioso impedimento.

Se estarían violando los principios de legalidad, proporcionalidad y razonabilidad por esta barrera burocrática que no alienta la construcción ¡y mucho menos! la generación de cientos o miles de puestos de trabajo en el ramo. Y el asunto viene durando ya 4 años.

Conozco dos casos en que los propietarios cuentan con el Certificado de Parámetros y que fuera concedido por el Municipio de Surco pero ¡a instancias terminantes de Indecopi, es decir por su resolución! Y sé que hay tres o cuatro procesos de igual naturaleza contra la autoridad edilicia.

¡Precisamente, el ministro de Vivienda, Carlos Bruce, afirmó el 11-10 –Andina- que “denunciará ante el Poder Judicial a los municipios que traben el otorgamiento de licencias de construcción a las empresas inmobiliarias”. Estamos hasta tentados de decir que lo dijo pensando en alcaldes especialistas en colocar tranqueras y dificultades.

Agregó Bruce: “que la legislación vigente, ratificada por el Tribunal Constitucional, otorga al Ministerio de Vivienda la potestar de tener una opinión vinculante cuando hay una controversia entre un desarrollo inmobiliario y la comisión respectiva que le tiene que dar la licencia de construcción”.

Es probable que lo que pesarosamente ocurre en Surco, acontezca también en otros distritos. ¿Se habrán puesto a pensar los alcaldes el poder que tiene la construcción civil en la agilidad de la economía, en negocios colaterales de financiamiento, compra de materiales y venta de bienes inmuebles? En síntesis, un movimiento extraordinario.

Anunció el ministro Bruce que “el Ministerio de Vivienda hará dos cosas, primero publicará todas sus opiniones en su página web, y segundo acusará a todos los presidentes de comisiones municipales que decidan no acatar las decisiones del sector”.

A buen entendedor, pocas palabras, señor Gómez.