Vladislav Surkov, quien acompañó el ascenso de Vladimir Putin, renunció a sus funciones en ‎el Kremlin, al parecer a causa de un profundo desacuerdo con el hoy presidente de la Federación ‎Rusa. ‎

Personalidad excepcional y atípica, Vladislav Surkov, concibió la creación de asociaciones juveniles ‎de gran actualidad y de partidos políticos favorables a la línea política de Vladimir Putin. ‎Fue Surkov quien creó el principio de la «verticalidad del poder», que adaptó las formas ‎democráticas a las exigencias de la gran Rusia [1].‎

Surkov estuvo también a cargo del tema ucraniano, lo que le valió tener que enfrentarse a los ‎agentes de la OTAN, y logró salvar Ucrania y la región de Donbass. Parece ser precisamente este ‎tema el que lo llevó a dimitir. ‎

Por otro lado, Surkov nunca disimuló su inclinación por la contracultura estadounidense de los ‎años 1960, la Beat Generation y el movimiento de Stonewall, lo cual le valió numerosas ‎enemistades. ‎

Sin embargo, parece difícil que el presidente Putin construya las instituciones anunciadas en el ‎marco de su reforma constitucional sin recurrir a Vladislav Surkov. ‎

[1] «Vladislav Sourkov: Rusia no ha asegurado todavía y completamente su estabilización», por Yuri Filippov, Red Voltaire, 24 de ‎junio de 2005.