JPEG - 8.2 KB
© USA Southern Command

A diferencia de Irak donde la ocupación militar de EEUU, ha ocurrido bajo los velos de la "guerra al terrorismo" y a una amenaza nuclear que hasta la fecha el Presidente Bush ni el Primer Ministro inglés Tony Blair, han podido probar su existencia, Ecuador está siendo ocupado por el Comando Sur del Pentágono (Southcom), con el beneplácito de sus presidentes y cancilleres, bajo las máscaras de la guerra al narcotráfico y el Plan Colombia.

Si Bagdad fue sitiada y tomada luego de una sangrienta y desigual resistencia, con un desembarco de tropas a un estilo que alguna vez Hollywood podrá recordar y recrear en las pantallas de cine como el "Apocalipsis Bush", Ecuador en cambio, en el mismo tiempo - espacio histórico, está siendo invadido por, soldados, mercenarios, aviones, helicópteros, buques, radares, sistemas de espionaje satelital, centros de acopio y en general armamento de diverso tipo, por medio de convenios de papel.

JPEG - 13.5 KB
© USA Southern Command

Cuando se entregó la base áerea de Manta en 1999, el canciller del presidente Mahuad, Benjamín Ortiz, inauguró un nuevo género de diplomacia que desafiando a las fábulas de Esopo, se preocupó de construir lo que Rambo podría comprender como un inimaginable paraíso para Exterminator. En él los soldados de EEUU e incluso los mercenarios que contrate, gozan de inmunidad diplomática, exoneración total de impuestos, libertad absoluta para ingresar y salir como en su propia casa y licencia e impunidad para matar, entre otros privilegios. Mahuad fue derrocado por la insurrección popular del 21 de enero del 2000 y su canciller dejó éstos negocios, pero los propósitos de Washington continuaron bajo el gobierno de Noboa y ahora de Lucio.

Los acuerdos posteriores suscritos también de espaldas a la Constitución, por funcionarios sin facultades para enajenar la soberanía nacional, han entregado a EEUU, la facultad de usar todos los puertos marítimos y aéreos del país, en condiciones de emergencia debidamente definidas, ...por ellos.

JPEG - 19.4 KB
© USA Southern Command

Bajo el gobierno de Gutiérrez, EEUU, ha dado algunos pasos más en su camino, que si a alguien le quedaba alguna duda, desnudan su estrategia de ocupación del Ecuador.

Estos incluyen la construcción de una Escuela de Operaciones Ribereñas, en el Batallón de Infantería de la Marina, en San Lorenzo, ubicado en el puerto de gran calado más importante de la frontera con Colombia, en el cual invertirá 5 millones de dólares el SouthCom, y en el que, oficialmente se ha anunciado se instalará un radar (RAT), 2 lanchas fluviales y ametralladoras, "habrá equipos de buceo, armas, raciones de combate y material didáctico".

El 5 de septiembre pasado, sin conocimiento público, el canciller Patricio Zuquilanda, suscribió un acuerdo con un agregado de la embajada de EEUU en Quito, Arnold Chacón, mediante el cual otorga al Southcom, la facultad de construir y dirigir 3 centros de acopio, dirigidos a proveer asistencia frente a las posibles consecuencias desastrozas del "fenómeno del Niño", que ocurre eventualmente en las costas del Pacífico. Se ubicarán, sin embargo, en tres provincias diferentes, Guayas en las proximidades del océano, Azuay en Los Andes al sur del país y Sucumbios en la caliente frontera amazónica con Colombia, lugares éstos dos últimos donde el Niño no provoca ningún efecto. El convenio libera de responsabilidades al Southcom de cualquier reclamo y renuncia a la soberanía para dirimir controversias, las que deberán ser resueltas bajo las leyes de EEUU.

Este acuerdo, al igual que el de la base de Manta, es nulo, debió ser aprobado o improbado por el Congreso, por tratar de asuntos territoriales, según lo determina el artículo 161 de la Constitución.

Estos episodios que pueden asombrar a cualquier país, se extienden al creciente conflicto desarrollado por EEUU entre la policía y las Fuerzas Armadas. La ayuda no militar dirigida a la policía creció de 2 millones de dólares en el 2001, a 25 en el 2002 y a 37 en el 2003, bajo el objetivo de policializar las acciones contra el narcotráfico y el terrorismo en el Ecuador. El hecho es usado también para poner en marcha la disputa por ver cual de los dos organismos es más útil a los intereses de Washington, en oposición a la soberanía de la nación.

Además, EEUU, mantiene 7 oficinas trabajando en asuntos de seguridad en Ecuador, coordinadas y dirigidas por instrucciones del Departamento de Estado. Estas son, la USAID, que fue denunciada por Philip Agee, como un organismo de encubrimiento de las operaciones de la CIA en el Ecuador en la década de los años 60, que hoy trabaja en múltiples frentes que incluyen la penetración en los movimientos sociales y políticos a través de ONGs y programas de ayuda social, en la construcción de obras de infraestructura en la frontera con Colombia dirigidas a apoyar las acciones previstas en esa zona, y el manejo de una Oficina para las Migraciones (OIM), entre otras.

JPEG - 33 KB

A ella se suman, la Agregaduría de Defensa (DAO), la Agencia de Control y Fiscalización de Drogas de la DEA, el grupo consultivo y de ayuda militar (MAAG), el Departamento de Seguridad Interna (DHS) y la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos, a más de las operaciones encubiertas de la CIA y las visitas continuas de los oficiales del Pentágono que supervisan y se pasean por los centros militares del país, recibiendo informes y dando órdenes como Pedro en su casa.

En tanto el gobierno de Gutiérrez continúa hundiendo a Ecuador en el pantano del Plan Colombia, con la movilización masiva de tropas a la frontera e incluso el Coronel (r) Jorge Brito, ha denunciado que ya hay acuerdos para la realización de operaciones conjuntas de los ejércitos de Colombia y Ecuador contra la guerrilla, dirigidos al objetivo del Pentágono de regionalizar el conflicto, el Southcom avanza posiciones en territorio ecuatoriano, aplicando una nueva estrategia de ocupación militar del país.