Red Voltaire
Presidente Fox

Desviaciones en la política exterior mexicana

Sólo José María Aznar, presidente del gobierno español, y el presidente mexicano Vicente Fox se abstuvieron de aplaudir a los representantes indíos del Encuentro Social Alternativo, que estuvieron presentes en la Cumbre Iberoamericana de Santa Cruz, Bolivia

+
JPEG - 10.6 KB
Fox recibiendo Aznar

Los indios expresaron con denuedo: "Somos cientos de millones; no es una cifra que puedan darse el gusto de ignorar". El orador boliviano Carlos Eduardo Molina recibió la respuesta de los brazos cruzados de Vicente Fox y José María Aznar, quienes están convencidos de que la revuelta india contra el desenfreno desregulado de las empresas energéticas es un abuso intolerable.

Juan Carlos de Borbón, en cambio, sí aplaudió a los portavoces indios. No es poca cosa porque, evidentemente, sí aprendió algo de la transición española. Pero el jefe del estado español, que es punto de referencia de cierta unidad política de los pueblos de habla española, no pudo evitar que la Cumbre se desviara de su objetivo unitario, para transformarse en una plataforma desde la cual se criticó al proyectado Acuerdo de libre comercio americano, con el que las oligarquías pretenden entregar plenamente los recursos naturales a las transnacionales.

El comportamiento del presidente mexicano Fox en la cumbre Iberoamericana de Las Cruces es una nueva agresión en contra de los pueblos que han reaccionado en sentido contrario a la globalización. Fox ha dado la espalda de nueva cuenta a su propio pueblo del que intenta sustraer hasta la última gota de su sangre para que mediante impuestos abusivos su gobierno tenga los fondos suficientes para pagar la bancarrota de la banca usurera. El presidente Fox ha llegado al extremo de recomendar a sus conciudadanos que ya no lean periódicos para evitar la contaminación.

JPEG - 11.3 KB
El presidente Aznar

Mientras tanto, en Bolivia, el país que fue el escenario de la Cumbre, el triunfo de la oposición sindical y de los indios aymaras y quechuas contra el monopolio que proyectaba la empresa energética española Repsol, que por unos cuantos millones de dólares quería acaparar el gas y el agua dulce, han puesto en el primer sitio del escenario del antiglobalismo a los indios.

La singularidad del movimiento es que en el momento que los indios actuaban contra el monopolio propuesto por Repsol, en México la empresa del petroleo nacionalizado, PEMEX, otorgó a esa empresa hispana la concesión para explotar el gas de la Cuenca de Burgos, que abarca territorios de los Estados de Coahuila y Nuevo León de manera desregulada, es decir, sin que el Estado mexicano tenga la mínima facultad normativa en el ejercicio de contratos firmados al margen de la constitución federal.

Esta concesión fue otorgada a la empresa española las vísperas de la celebración de la Conferencia especial de seguridad hemisférica, en la ciudad de México a finales del mes de octubre transcurrido. Conferencia que se llevó a cabo a pesar de que por disposicón de Fox al principio de su mandato, México dejó de pertenecer el Tratado de asistencia recíproca (TIAR) que une a los Estados mayores del continente. En la reunión los asistentes norteamericanos no cesaron de hacer llamados a una lucha común contra el terrorismo.

La noción norteamericana de la seguridad hemisférica que hasta hace poco estuvo impregnada por imágenes poco convincentes de la lucha contra las drogas, ahora la domina el mito de la lucha contra el terrorismo. Imágenes ambas que están desprovistas de credibilidad.

En cambio, ha empezado a remodelarse en el sur del continente americano el nuevo espacio de la soberanía nacional que parecía perdido. La estrategia común de los desheredados que se movilizan reintegran la capacidad para intervenir de manera inmediata ante toda medida extranacionalista, y en este sentido la grieta que divide al mundo en norte y sur se hace mayor.

Gastón Pardo

Gastón Pardo Graduado de periodismo en la Universidad Nacional de México. Cofundador del diario Libération. Corresponsal de la Red Voltaire en México.

 
Jasón: los científicos y el Pentágono
Jasón: los científicos y el Pentágono
Ver video: los robots asesinos del futuro que remplazarán la infanteria
 
Resurge la Seguridad Nacional como «reto de la democracia»
Resurge la Seguridad Nacional como «reto de la democracia»
La Unión Europea y América del Norte en el marco de la guerra infinita
 

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.