«da.» –¿Qué es El Espejo?

F.M. –El Espejo es un lugar donde se pueden ver las imágenes propias; donde se puede ver todo lo que aquí se está haciendo en materia de audiovisuales. También internacionalmente, porque las fronteras no existen.

«da.» –¿Cómo nace El Espejo?

F.M. –Hace siete años, yo tenía un corto chévere. Lo mostré ante mis amigos pero no había lugar para proyectarlo. Surge la necesidad de crear un lugar donde se pueda ver toda esa cantidad de material. Entonces, comencé en canales comunitarios de Ciudad Bolívar. Yo tenía uno de esos canales, de proceso alternativo también.

Después fue Canal Capital porque me invitaron una vez a un programa. Allí hablé con un director, hice la propuesta y me aceptaron.

«da.» . –¿Qué grado de receptividad ha tenido El Espejo en estos tres años?

F.M. –Más o menos se han emitido 200 programas. Cada uno tiene en promedio cien mil personas. Esa cantidad de gente ha visto material colombiano que antes o de otra manera era muy difícil difundir. Organizamos una muestra de cine colombiano e internacional, en Argentina, Chile, Ecuador y en Francia. Eso antes no pasaba. Un cortometraje colombiano difícilmente se podía ver en otra parte. Ahora estamos con esto del Festival, que ha sido muy bueno. En el primer día asistieron 400 personas que han visto una cantidad de material colombiano, no disponible antes.

«da.» –Frente a la producción de cortometrajes alternativos. ¿Cómo ven los estudiantes esta oportunidad de resistencia hacia las producciones comerciales masivas?

F.M. –Es un trabajo de formación de públicos. A largo plazo debe existir mucha gente interesada en ver cosas distintas.

Hay que acostumbrar el ojo a ver otras cosas. A ver la ciudad de uno, a verse uno mismo. Por eso se llama El Espejo. Es la alternativa. No hay de otra. La globalización y todos los procesos mundiales van tratando siempre como de soslayar las pequeñas identidades y lo que somos. El cine tiene que pararse y decir somos esto. Esto es Colombia en el nivel audiovisual, en contraposición a todo lo que Hollywood ofrece y nos llega.

«da.» –¿Qué le espera a El Espejo de aquí en adelante?

F.M. –Pues la idea del Festival es que se fortalezca; que no vaya a parar. Que cada año se haga un evento donde se recoja lo mejor del cine colombiano. Donde se pueda ver lo que se está haciendo y se compare con la gente de afuera. Eso es: no parar. Seguimos con los programas, seguimos con las muestras internacionales; estamos trabajando en eso. Próximamente está Brasil y seguiremos difundiendo todo lo que hay de cine en Colombia.

«da.» –Si alguien quiere presentar una propuesta, ¿qué debe hacer?

F.M. –Es totalmente democrático. Está abierto a todo el mundo, es [email protected] y por ese correo podemos hacer lo que sea. No hay ningún problema. El Espejo se emite los días jueves y viernes a las 8:30 p.m., y también los sábados y domingos a las 3:00 p.m. en el Canal Capital. Este es un espacio para ofrecer documentales que con pocos recursos superan en calidad a las producciones comerciales. Esta es una invitación para verse en El Espejo.