JPEG - 14.9 KB

"Uruguay es un país amante de los plebiscitos, el país que ha hecho más plebiscitos en América Latina de lejos, y uno de los que más plebiscitos ha hecho en el mundo, lo cual me parece una una prueba de que nuestro país tiene vocación democrática", dijo el escritor. "Con un referendo como este, que por primera vez se practica en la historia universal, es el pueblo venezolano el que nos está dando a todos una lindísima lección", aseveró.

El autor de Las Venas Abiertas de América Latina y muchos otros libros, señaló que "a los uruguayos no se nos había ocurrido jamás esto que ahora los venezolanos están poniendo en práctica: la posibilidad de revocar el mandato de un presidente por referendo. Es un modo de ejercicio de la democracia directa que no se había practicado hasta ahora en ningún lugar del mundo, y que hace que los uruguayos -que siempre estamos tan orgullosos de nuestras tradiciones democráticas de tantos años- reconozcamos humildemente que los venezolanos nos han sacado en ese sentido mucha ventaja, y hay que valorizar esto."

"A ninguno de nosotros se nos ha pasado por la cabeza la absurda idea de que venimos a hacer un examen de democracia al pueblo venezolano. Al revés: con un referendo como este, que por primera vez se practica en la historia Universal, es el pueblo venezolano el que nos está dando a todos una lindísima lección", destacó

A Galeano le parece que esta es una contribución vital para la democracia en el mundo, "democracia desprestigiada por los malos actos de algunos políticos. Los muchachos de las nuevas generaciones desconfían de los políticos, creen que cada promesa esconde una traición", y recordó al proverbio que dice que "el poder es como un violín, que se toma con la izquierda pero se toca con la derecha."

"Quiero en nombre de todos decirle gracias a los venezolanos, decirles que hemos venido en una actitud de mucho cariño por este país y de mucho respeto a la soberanía venezolana y a los organismos que representan esta soberanía, que nace de la voluntad popular”, concluyó Galeano.