A las 07:h30 de la mañana del jueves 19 de agosto del 2004 un grupo de 15 gendarmes encabezados por el ex dirigente de la Organización de Pueblos Indígenas de Pastaza,(OPIP), Olmedo Cuji y el Intendente de Policía de Pastaza Hugo Zapata, se tomaron las instalaciones y prohibieron el ingreso a las oficinas del actual Consejo de gobierno de la organización, presidido por Mario Grefa.

El Presidente La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE), Leonidas Iza, consideró que “la toma de la OPIP tiene como propósito mantener como dirigentes a Olmejo Cuji, José Quenamá y otros adictos al gobierno y al Ministro Antonio Vargas, ex presidente de la CONAIE, que está empeñado en dividir a la organización para facilitar la penetración de las transnacionales petroleras en el sur oriente amazónico ecuatoriano, donde las comunidades y pueblos indígenas reivindican la autonomía y la autodeterminación de sus tierras y territorios.”

“Gutierrez, Vargas, y otros enemigos del principal movimiento social ecuatoriano, tienen un plan para apoderarse de la CONAIE, y en esa lógica se inscribe la pretensión de crear 500 mil "guardias ciudadanos" para precautelar la "seguridad" pero que actuarían por fuera de la policia y las fuerzas armadas ecuatorianas, como "rondas campesinas" o bandas paramilitares, para aniquilar cualquier resistencia u organización”, denunció Iza.

El Consejo de Gobierno de la CONAIE ha venido denunciando estos actos de amedrentamiento y provocación en contra de las Nacionalidades y Pueblos Indígenas, hechos que se suman al allanamiento de las oficinas y el encarcelamiento del dirigente de la ECUARUNARI, Humberto Cholango, el criminal intento de asesinato del presidente de la CONAIE, Leonidas Iza y su familia, el robo de las oficinas del Movimiento Plurinacional Pachakutik, el asalto a la sede del Parlamento Indígena de América (PIA), la imposición de directores nombrados por el ejecutivo en el Consejo de Desarrollo de las Nacionalidades y Pueblos del Ecuador (CODENPE),la Dirección de Educación Intercultural Bilingue (DINEIB) y la Dirección de Salud de los Pueblos Indígenas (DNSPI), el asalto y la agresión física al dirigente de la Red de Comunidades Kichwas de la Amazonía (RECOKA), Fredy Alvarado y 4 compañeros y ahora el allanamiento y toma de las instalaciones administrativas de la OPIP.

La dirigencia de la CONAIE responsabilizó al gobierno de Gutiérrez por los enfrentamientos entre pueblos hermanos que podrían generar estas acciones que están encaminadas a boicotear la Asamblea Extraordinaria de la Confederación de Nacionalidades de la Amazonía Ecuatoriana (CONFENIAE), filial regional de la CONAIE, que se reune del 20 al 22 de agosto de 2004.