JPEG - 13.3 KB

Cada una de las empresas que conforman las operadoras responsables de la administración de las cuatro Asociaciones Estratégicas que actualmente producen crudo sintético, a partir del petróleo extrapesado existente en la Faja Petrolífera del Orinoco, ejecutan inversiones que oscilan entre 250 millones y 300 millones de dólares.

El objetivo de tales desembolsos es incrementar la capacidad de sus "mejoradores" para así alcanzar una mayor producción de petróleo procesado, indicó el nuevo presidente de la mencionada agrupación sectorial, Antonio Vicentelli.

Las asociaciones estratégicas -Sincrudos de Oriente, Cerro Negro, Hamaca y Petrozuata- bombean al mercado internacional un poco más de 500 mil barriles diarios de crudo. En estos desarrollos participan, junto a Petróleos de Venezuela, empresas transnacionales tales como la estatal noruega Statoil, la alemana Veba Oel, la francesa Total y las estadounidenses, ExxonMobil y ConocoPhillips.

Vicentelli indicó que existe un creciente interés por la faja del Orinoco por parte de otras compañías trasnacionales, en especial la estadounidense ChevronTexaco y la angloholandesa Shell, firmas que han manifestado su deseo de llevar a cabo nuevos desarrollos en la mencionada zona dentro del marco establecido en la Ley Orgánica de Hidrocarburos. "Ya se ha demostrado la rentabilidad de los proyectos bajo esas condiciones", comentó el también presidente de Inelectra.

Desarrollo continuo

Vicentelli indicó además que la Cámara Petrolera de Venezuela comenzó a hacer un análisis del plan de inversiones de Pdvsa, con el propósito de elaborar escenarios que vayan más allá los indicadores financieros y que sirvan para detectar los requerimientos de la industria y la capacidad de las empresas nacionales que ofertan bienes y servicios. Este trabajo le será presentado tanto al Ministerio de Energía y Minas como a Pdvsa.

El nuevo presidente de la Cámara Petrolera propuso que esta institución participe continuamente en las negociaciones que se llevan a cabo en la Organización Mundial de Comercio y en el Mercado Común del Sur (Mercosur), pero para eso resulta imprescindible "preparar una propuesta de desarrollo continuo y sostenido de la capacidad nacional, tomando como base el plan de desarrollo de Pdvsa".

La corporación estatal se ha fijado como meta llegar en el 2009 a cinco millones de barriles diarios de crudo. En la organización empresarial se ha llegado a la conclusión de que se hace necesario "elaborar un estudio basado en un análisis de mercado y de posibilidades tanto nacionales como internacionales, con una visión de lo que puede hacer el sector privado dentro de esta área, con el objeto de promover la incorporación y desarrollo de las empresas dentro de ese plan".

El trabajo de marras, comentó Vicentelli, incluye un análisis para el desarrollo de la capacidad exportadora. "Si sabemos que en un futuro deberemos llegar a una mayor capacidad de producción de hidrocarburos, entonces tenemos que comenzarlo a hacer de manera sostenida, por si se presentan valles y picos pronunciados, como sucedió en el pasado. Hoy en día vemos que en el gobierno hay un claro interés por desarrollar una industria nacional, intención que, por ejemplo, ya es un hecho en el caso del gas natural".

A propósito de esas afirmaciones, el presidente de la Cámara Petrolera señaló que una de las metas del estudio antes mencionado apunta hacia la realización de una discusión sobre los procesos de contratación de Pdvsa con el objetivo de orientarlos hacia un mayor porcentaje de compras nacionales en los proyectos de esa corporación.

Finalmente el empresario indicó que durante el 2004 la actividad en el sector petrolero "ha aumentado sustancialmente". Además -dijo- hoy en día hay una mayor presión tanto de parte del Ejecutivo como del empresariado venezolano para que las grandes firmas internacionales adquieran bienes y servicios hechos y prestados en el país.

Publicado Quantum N.33