JPEG - 18.6 KB

La V Reunión de la Comisión Mixta del Convenio Integral de Cooperación Cuba-Venezuela, que sesionó en el habanero Palacio de las Convenciones, tuvo como resultado la aprobación de 116 proyectos de trabajo en 15 sectores, y entre los más destacados se encuentran alimentación, tecnología, salud, educación, deportes y agricultura.

El encuentro, al que asistieron 238 participantes de 51 instituciones políticas, empresariales y comerciales, estuvo encabezado por la ministra cubana para la Inversión Extranjera y la Colaboración Económica (Minvec), Marta Lomas, y el titular de Energía y Minas de Venezuela, Rafael Ramírez y a la clausura, asistió el domingo el presidente cubano, Fidel Castro.

Los gobiernos de Cuba y Venezuela, estrecharán aún más sus lazos económicos y de colaboración, con 116 nuevos proyectos para el 2005, suscritos en La Habana en presencia del presidente Fidel Castro. Los proyectos abarcan cinco sectores que fueron definidos en la V Reunión de la Comisión Mixta que sesionó durante tres días en la capital cubana.

Varios de los acuerdos adoptados están dirigidos al área de la salud, entre los que figura suministros cubanos de medicamentos genéricos, vacunas, equipos médicos y reactivos para diagnóstico.

Asimismo realizarán 33 asesorías técnicas de enfermería y manejo comunitario de desastres, así como el desarrollo conjunto de una vacuna pentavalente y asistencia cubana para un programa de atención integral al neurodesarrollo y las discapacidades en las etapas infantil y escolar, y para la construcción y puesta en marcha de un centro de producción de vacunas en Venezuela.

Otros proyectos están relacionados con el renglón agroalimentario, en el suministro a Venezuela de equipos tecnológicos y puesta en marcha de líneas procesadoras de leche de soya que beneficiarán a 350 mil niños. como el manejo de control de plagas y enfermedades, el incremento de producción de abonos orgánicos, el desarrollo de sistemas organopónicos y huertos intensivos.

Los proyectos incluyen asimismo la automatización industrial, la informática y las telecomunicaciones, el medio ambiente, la ciencia y la tecnología, educación básica, cultura, transporte, propiedad intelectual y turismo.

Castro expresó que los pueblos latinoamericanos tienen hoy una necesidad ineludible de unirse para evitar ser devorados por los grandes centros de poder y afirmó que con el dinero fugado de las naciones subdesarrolladas hacia los países ricos podrían instrumentarse en toda la región los programas sociales que lleva a cabo la Revolución Bolivariana.

"Merced a las propias injusticias y la necesidad de supervivencia de los explotados, Latinoamérica vive ahora una situación de más crisis pero también de más rebeldía y más conciencia que nunca, en un contexto donde descuella el ejemplo de Venezuela", dijo el presidente cubano, quien sostuvo que no es posible seguir gobernando a los 550 millones de latinoamericanos y caribeños con el neoliberalismo: la situación en los países del hemisferio ha llegado a un punto sin retorno.

Castro encomió las misiones sociales que permiten hoy a todos los venezolanos el disfrute de derechos que les estuvieron vedados durante más de 40 años por los gobiernos de Acción Democrática y Copei.

Destacó, asimismo, la ayuda brindada por Venezuela a las naciones caribeñas golpeadas por los huracanes Iván y Jeanne, este último causante de más de dos mil muertos y desaparecidos en Haití, un país al que "los poderosos a cada rato invaden y luego no son capaces de enviar un médico".

Por su parte, el ministro de Energía y Minas Venezuela, Rafael Ramírez, expresó su satisfacción por los "extraordinarios resultados" de la reunión, los que calificó como "un salto" en el Convenio Integral de Cooperación suscrito por Castro y su homólogo Hugo Chávez en el año 2000.

Según cifras oficiales cubanas, el comercio bilateral pasó de 464 millones de dólares en 1999 a 912 millones en el 2000. En el 2002, más reciente dato público, el intercambio fue de 744,7 millones de dólares, de los cuales 725,3 millones corresponden a las exportaciones venezolanas a la isla.

Venezuela suministra a Cuba 53 mil barriles de petróleo diarios a precios preferenciales, que representan un tercio del consumo total de la isla, en tanto que La Habana colabora con Caracas en tareas de orden social.

Unos 12 mil médicos y técnicos de la salud trabajan en el país sudamericano en apoyo al plan de Chávez denominado "Barrio adentro", que lleva asistencia médica a barrios marginales y localidades aisladas del interior.

La ministra cubana Lomas destacó que "queda el reto de realizar lo acordado para lo que no falta la voluntad, creatividad y constancia".

Publicado en Quantum N.34