JPEG - 8.8 KB

"Con esta asamblea la Carta Social de la América deja de ser venezolana y comienza a ser de los pueblos de América; ese es el espíritu con el que nació, eso fue lo que entusiasmó tanto a nuestro presidente Hugo Chávez cuando el gobierno venezolano decidió llevar adelante este proyecto tan bonito". Con estas palabras dio comienzo el enviado de la Cancillería venezolana, Federico Ruiz, al Primer Encuentro de la Carta en Argentina.

La instalación del 1er Encuentro Internacional de la Carta Social de la América ocurrió este sábado 9 de octubre en Argentina, con 152 delegados y representantes de 11 movimientos sociales, agrupaciones comunitarias y dos diputaciones del Congreso Nacional, que funcionaron en 5 Comisiones y una Plenaria de conclusiones en 7 horas de trabajo. Expresaban organizaciones territoriales, laborales, campesinas, barriales, de derechos humanos, de desempleados y de fábricas recuperadas, provenientes de Provincia de Buenos Aires, Santiago del Estero, Mendoza y Capital Federal.

Los dos movimientos sociales de mayor importancia por su peso territorial, sindical y político al nivel nacional, fueron la Corriente Clasista y Combativa (CCC), representada en la Mesa conductora por el líder piketero y ex metalúrgico, Juan Carlos Alderete. Y el Movimiento Campesino de Santiago del Estero, que organiza a 9.800 familias rurales; el MOCASE es la filial argentina de la organización mundial "Vía Campesina".

En relación con ellos participaron la Representación de la FBT, Fuerza Bolivariana de Trabajadores y 5 miembros de UVA, Unión de Venezolanos Antigolpistas, radicados en Argentina.

Fue destacada la presencia del Primer Secretario de la Embajada de Venezuela en Argentina, Lic. Marco Antonio Guzmán, quien asistió en nombre del Embajador, la Diputada Nacional Lucrecia Monteagudo que tuvo la hidalguía de entreverar su investidura de legisladora con campesinos y desempleados para ayudar a construir el aporte argentino al texto de la Carta.

Otra figura notoria fue la del dirigente de la poderosa gremial de Médicos de Provincia de Buenos Aires, Dr. Reynaldo Saccone, viejo luchador socialista.

La organización y conducción local del evento estuvo a cargo de la Oficina del diputado José Alberto Roselli, quien fue el promotor internacional de este Primer Encuentro junto con la Representación de la FBT en Argentina.

Los “cartistas” venezolanos

Los cruzados bolivarianos de la Carta Social de la América, que tuvieron la responsabilidad internacional de exponer los objetivos de la Carta, acompañar las deliberaciones y contestar las inquietudes, fueron Federico Ruiz, Víctor Chirinos y Héctor Sánchez. Chirinos es Diputado Nacional, miembro del Parlamento Latinoamericano, Ruiz es Director de Planificación de la Chancillería y partícipe del Comité Central del Gabinete Social del gobierno bolivariano. Héctor Sánchez es Asesor del Canciller y activo promotor de la Carta en el continente.

Con las palabras de los “cartistas” provenientes de Venezuela iniciaron sus trabajos las Comisiones.

El aporte argentino

Federico Ruiz y el diputado Víctor Chirinos, insistieron en sus informes en la trascendencia del evento, “por constituirse en el primer escenario internacional al que se somete la Carta en su proceso de elaboración colectiva.” Las Comisiones trataron de seguir esa enseña que podríamos simplificarla con dos palabras: “desvenezolanizar”, o lo que es lo mismo, “latinoamericanizar” la Carta Social de la América.

Las Comisiones discutieron los artículos de los proyectos y en sus relatorios finales pudimos contabilizar 54 aportes a los textos. Uno lo redactó el Parlatino, el otro el Ministerio de Salud y Desarrollo Social de Venezuela. Los aportes se hicieron por áreas: Derechos Económicos, Sociales Fundamentales,Comunitarios e Indígenas y Culturales.

Una de las más significativas contribuciones la hizo una campesina santiagueña de avanzada edad y mirada escrutadora, activa militante del MOCASE. Ella usó las palabras necesarias para preguntar a la Comisión "por qué no aparece nada de la Deuda, después de tanto daño que nos ha causado a todos". El silencio y la sorpresa cruzó la sala. La miramos, sonreímos y bastó para saber que nos había sorprendido. Eso significó la redacción de un artículo que contiene la experiencia de la investigación del Dr. Olmos y el fallo del Juez Ballesteros donde se demostró que la deuda de Argentina, por ejemplo, tuvo más de 40 actos criminales de fraude e ilegitimidad.

Otros aportes destacables giraron alrededor de las relaciones del Estado con las comunidades, los movimientos sociales y los servicios públicos como educación, salud, seguridad, soberanía alimentaria, uso de tecnologías, derechos de las comunidades originarias, extrangerización de la tierra, derechos territoriales, leyes anti monopólicas.

Un capítulo en el que los movimientos sociales argentinos aportaron con conocimiento de causa fue el relativo al control y gestión de la producción. Se mostró la experiencia exitosa de recuperación cooperativa de centenares de fábricas y otras unidades de producción, donde trabajan más de 10.000 obreros y empleados sin gestión privada de renta individual, sin que ello afecte la productividad, el bienestar laboral y la organización gerencial.

Se abundó en ilustración con los casos de comunidades como el MOCASE, entre otras de la reciente Argentina, que también demuestran que se puede vivir sin la privatización de la gerencia, la producción y la distribución. La Comisión de Derechos Económicos aportó un articulado para que la Carta incluya esa creadora experiencia de un sector de la sociedad argentina.

El Capítulo Argentino de la Carta

El Encuentro acogió la propuesta hecha por Federico Ruiz, de conformar un Capítulo Argentino de la Carta Social de la América, a partir de las organizaciones promotoras del evento.

La mesa de conducción del Encuentro estuvo conformada por el diputado Roselli, Juan Carlos Alderete de la CCC, Guillermo Siesa, de los MDT Veròn, Deolinda Carrizo del MOCASE, Nica González de las Defensorías Populares Autónomas y los delegados venezolanos. El evento se realizó en las instalaciones de la imprenta recuperada en forma de cooperativa Conforti.

Actuaron en las Comisiones o adhirieron al evento, además de los movimientos ya aludidos, las Diputadas Nacionales Lucrecia Monteagudo y Patricia Wallsh, el Bloque Parlamentario del Sur de la Legislatura de la Ciudad, el diputado y abogado especializado en recuperación de fábricas abandonadas, Diego Kravets, el diputado de la Ciudad Rubén Devoto, la Unión Sin Tierra de Mendoza, el MUP, CuBA, MTR, el Centro cultural y Social Flores Sur, FANA, MTP, MTD Resistir y Vencer.