Los periodistas investigadores del diario norteamericano USA Today han descubierto que uno de sus editorialistas de la casa y también cronista de televisión llamado Armstrong Williams, se había «vendido» a la administración Bush por una buena suma de dinero. Efectivamente este corrupto periodista recibió un soborno de 241,000 $ dólares para vanagloriar la Reforma de la Educación Pública del presidente Bush ante la opinión nacional estadounidense, sobre todo en la comunidad afro-americana de donde él es originario. Estas coimas fueron pagadas por intermedio de la sociedad de relaciones públicas Ketchum Inc., la cual disponía de un fondo de un millón de dólares $ para comprar a los «generadores de opinión». A parte de sus columnas editoriales, el Sr. Armstrong Williams era colaborador ocasional independiente a la televisión CNN y gozaba de sus propios programas en las cadenas cristianas como la Liberty Channel del pastor Jerry Falwell, pero también en la Sky Angel y las cadenas locales del Sinclair Broadcast Group.
La corrupción de periodistas influyentes es una práctica corriente de la administración Bush. Al principio estaba reservada a los periodistas extranjeros (600 millones de dólares para sobornar a los periodistas e intelectuales europeos en el año 2001), pero esta práctica se ha extendido a nivel nacional (EEUU). Un caso similar fue descubierto el año pasado.