JPEG - 15.1 KB
El presidente Hugo Chávez en la tribuna de la Asamblea General de la ONU en Nueva York, 20 de septiembre de 2006.

El presidente Hugo Chávez en la tribuna de la Asamblea General de la ONU en Nueva York, 20 de septiembre de 2006.

Ver el video del discurso del presidente Hugo Chávez en las Naciones Unidas (clicar aquí)

JPEG - 6.3 KB

«El pueblo estadounidense tiene al diablo en casa» dijo el Mandatario Bolivariano Hugo Chávez.

«Ayer vino el diablo aquí», dijo Chávez en referencia a la presencia de Bush en la tarima de la Asamblea General desde la que hablan los líderes mundiales. «En «este mismo lugar huele a azufre todavía»».

«Hacemos un llamado al pueblo de Estados Unidos y al mundo para detener esta amenaza, que es como la espada de Dámocles», dijo el mandatario venezolano.

Llevando consigo un libro de Noam Chomsky «Hegemonía y Supervivencia», Chávez centró su discurso en el gobierno de Estados Unidos y su política internacional.

«La pretensión hegemónica del imperio americano pone en riesgo la supervivencia de la especie humana», advirtió Chávez.

El mandatario invitó a los presentes a leer el libro del intelectual y lingüista Chomsky, uno de los más famosos disidentes de Estados Unidos, ya que «la amenaza la tienen en su propia casa. El diablo está en casa».

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, llegó a la sede de la ONU en Nueva York, en busca de los votos necesarios para convertir a su país en miembro no permanente del Consejo de Seguridad y derrotar la oposición de Estados Unidos que, en cambio, apoya a Guatemala.

Para ganar el puesto se requiere el apoyo de dos tercios de la Asamblea General, es decir, 128 votos.

Venezuela afirma que ya cuenta con los votos necesarios, pero Guatemala y sus aliados no se rinden.

El año pasado, Chávez afirmó en este mismo foro que modelo de Naciones Unidas está agotado, «no sirve» y pidió reformas radicales en la organización.

También el Presidente pidió un cambio de la sede a una ciudad internacional y propuso Suramérica. Afirmó que el proceso de la reunión fue desvirtuado. «Se nos ha impuesto un proceso de reformas que relega a un segundo plano lo más urgente, lo que los pueblos reclaman con urgencia para enfrentar los verdaderos problemas». En su presentación de hoy también se espera que el presidente Chávez revolucione la asamblea con su discurso.

La agenda que Chávez pretende llevar al máximo foro mundial fue planteada en la reciente cumbre de No Alineados (Noal) en La Habana del fin de semana pasado y durante la visita del presidente de Irán, Mamud Ahmadinejad, cuando los dos líderes de fendieron contra viento y marea el programa nuclear iraní.

Fuente
Aporrea.org (Venezuela)